+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIOLENCIA MACHISTA

Condenado por feminicidio el marido de la española asesinada en México

El juez consIdera probado que Fernández estranguló a su mujer y se deshizo del cuerpo en un viaje vacacional, en el 2017 Los abogados de la defensa recurrirán la sentencia, cuyos años de condena se establecerán en una audiencia el próximo lunes

 

Pilar Garrido y Jorge Fernández. - EFE

Redacción
10/01/2019

Un tribunal ha declarado culpable de feminicidio a Jorge Fernández, marido de la española Pilar Garrido, asesinada en México en el 2017. Los años de condena se darán a conocer en una nueva audiencia el próximo lunes, mientras que los letrados de Fernández anticiparon que recurrirán al veredicto.

"Ha sido un fallo muy desafortunado", ha explicado el abogado defensor, Jesús Eduardo Govea. La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas acusaba a Fernández de estrangular a su mujer y deshacerse del cuerpo abandonándolo en un paraje cercano, en julio del 2017. El sospechoso se declaró siempre inocente y la defensa alegaba que no había pruebas contundentes en su contra ni se podían determinar las causas de la muerte de la valenciana, de 34 años.

Madre y hermana de la víctima testificaron el pasado martes en favor del marido y pidieron a las autoridades pruebas más claras para demostrar su culpabilidad. La audiencia para dictar sentencia se alargó durante casi tres horas por las consideraciones del juez. "El fallo no es definitivo y adolece de un gran número de irregularidades", ha insistido el abogado.

CONTRADICCIONES

Garrido desapareció el 2 de julio del 2017 cuando viajaba con su marido de regreso a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa. Sus restos fueron hallados a finales de ese mismo mes en un paraje cercano al lugar de la desaparición. Dos semanas después del hallazgo de los huesos de Garrido, las pruebas de ADN permitieron identificar a la valenciana.

El caso dio un vuelco cuando la Fiscalía estatal detuvo a Fernández el 29 de agosto de 2017, alegando contradicciones en sus declaraciones. Tras un año en prisión preventiva, el juicio comenzó el 30 de agosto del año pasado.

El proceso sufrió serios reveses tras la renuncia de algunos abogados de la defensa -que alegaron presiones de la Fiscalía- y el asesinato a mano armada de un juez del tribunal y una integrante de la fiscalía en diciembre, circunstancias que obligaron a aplazar el proceso casi un mes.