+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FENÓMENO SOCIAL DE LOS 80

Cuando Parchís no era un juego

Netflix estrena este miércoles un documental sobre el histórico grupo musical infantil La producción reúne al quinteto, que 40 años después analiza qué significó para ellos ser ídolos en la infancia

 

Los cinco componentes del grupo musical Parchís, en los años 80. -

Manuel de Luna
10/07/2019

A mediados de julio de 1979, hace ahora 40 años, varios periódicos de Barcelona publicaron un anuncio de casting de una importante discográfica: Discos Belter da la oportunidad a niños de 8 a 12 años que canten bien y tengan buen sentido del ritmo, para la formación de un conjunto infantil y grabar discos. Cientos de chiquillos se presentaron ilusionados a aquella prueba, que buscaba crear un grupo musical a partir de los -por entonces- rudimentarios estudios de mercado del sector.

La buena acogida previa del dúo Enrique y Ana y del grupo Nins eran la base de aquel experimento de laboratorio. Y el resultado superó todas las expectativas. El quinteto infantil Parchís se convirtió en un fenómeno mundial: publicaron seis discos con ventas millonarias, protagonizaron siete películas, actuaron en escenarios tan impresionantes como el Estadio Azteca de Ciudad de México o el Madison Square Garden de Nueva York y, en Argentina, llegaron a ser agasajados por Maradona.

Pero aquella experiencia de vida, ¿fue un sueño hecho realidad, o una pesadilla para cinco críos en un mundo tan ficticio como alucinante? Esta es la pregunta que plantea 'Parchís: el documental', producción que este miércoles, 10 de julio, estrena la plataforma Netflix y que, a partir de los recuerdos y reflexiones actuales de los componentes del grupo, analiza lo que hay tras un juego tan, en principio, inocente.

Idea original

El trabajo parte de una idea original de Richard Royuela, músico y apasionado rockero (trabaja en 'Rockzone' y 'Background Noise'), que tuvo en Parchís el primer grupo del que fue fan. Y la chispa de hacer un documental saltó cuando su hija pequeña se enganchó a un disco que él conservaba del grupo.

Royuela empezó a gestar el guion tras reunirse con algunos de los componentes, formado por Yolanda Ventura (que era la ficha amarilla, e hija de Rudy Ventura), David Muñoz (el dado), Tino Fernández (ficha roja), Gemma Prat (ficha verde) y Frank Díaz (ficha azul, en la última etapa del grupo).

Tras este primer paso, Royuela se puso en contacto con Daniel Arasanz, director de documentales como 'Venid a las cloacas: La historia de la Banda Trapera del Río' y 'El peor de Dios' (sobre el grupo Desechables). Efectivamente, estos trabajos de Arasanz están en las antípodas de Parchís, pero no tardó en descubrir el potencial que escondía el proyecto sobre las consecuencias del brutal salto a la fama durante la infancia.

Cabe señalar que la idea de este proyecto se empezó a fraguar en el 2014, de una forma muy modesta: se buscó la financiación a través de Verkami (plataforma de micromecenazgo). Y apenas cinco años después, les ha pillado el maremoto del 'streming' y, de buscar euro a euro en el 'crowdfunding', Parchís: el documental va a tener hoy un estreno con una audiencia potencial de 148 millones de suscriptores en 190 países. Cosas de la tele.