+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

inicio de curso para los adultos

Educación Permanente amplía su oferta gracias a un nuevo Plan Educativo

El instituto tiene 906 estudiantes, pero el plazo de matriculación continúa abierto hasta diciembre. Los alumnos podrán prepararse para la prueba de acceso a ciclos formativos de grado superior

 

Estudiantes asisten a una clase del Instituto Provincial de Educación Permanente. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Olga Alba
09/10/2019

El Instituto Provincial de Educación Permanente abre las puertas del nuevo curso con novedades en su oferta educativa y en la titularidad de la dirección. Tras la jubilación de Juan Manuel Valle, ya ex director del centro después de seis años en el cargo, su sucesor, Fernando Romero, reconoce que «el IPEP es un centro singular que aporta un valor añadido a la comunidad educativa de la ciudad y, dada la procedencia de algunos de nuestros adultos, a toda la provincia».

A principios de octubre las matriculaciones ascendían hasta los 906 alumnos, cifra que podrá seguir subiendo ya que el plazo se mantiene abierto hasta finales de diciembre, tanto en las enseñanzas regladas (Educación Secundaria de Adultos y Bachillerato tanto presencial como semipresencial) como en las no regladas, entre las que se incluyen distintos planes educativos.

más oferta/ La novedad más significativa para este curso ha sido, además del cambio en la titularidad de la dirección, la ampliación de la oferta de enseñanzas gracias a un nuevo Plan Educativo en el que se incluye la preparación de la prueba de acceso a ciclos formativos de grado superior.

«Hace tiempo que habíamos detectado la necesidad de responder a una fuerte demanda por parte de nuestro alumnado, que se encontraba matriculado en la ESA y que intentaba acceder por alguna vía a los ciclos de grado medio y superior», apunta Fernando Romero. A día de hoy, habiendo dado respuesta a esta reivindicación, el número de estudiantes matriculados en este curso supera los ochenta. «Esta nueva oferta se suma a la que llevamos varios años presentado como es la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años y la preparación de la prueba libre de Bachillerato para mayores de 20 años», explica el director.

Por el tipo de alumnado que se atiende en este instituto, es imprescindible una estructura acomodativa tanto de la jornada lectiva como del horario, que puede ser de mañana o de tarde. En este sentido, apunta el responsable del centro que «hacemos todo lo posible para permitir a nuestro alumnado adecuar su asistencia a las tutorías colectivas, las clases propiamente dichas, en función de sus obligaciones familiares y laborales».

Todo esto se complementa por medio de la atención en tutorías individuales para reforzar contenidos y aclarar dudas, aplicando el mismo concepto de adaptabilidad horaria.

directrices/ Algunas indicaciones marcadas por la nueva dirección van encaminadas a potenciar, entre otros aspectos, las tutorías de apoyo al estudio, algo que en el centro consideran como un elemento esencial para la formación. Para Romero, «la ayuda entre iguales suele ser muy aprovechable, más aún cuando posibilitamos variedad en las jornadas y los horarios». De igual manera, apuestan desde el IPEP por la innovación educativa orientada a una mejor formación del alumnado. Para ello disponen de herramientas tecnológicas como medio para el desarrollo de la eficacia educativa.

Según el responsable, en este curso siguen estando presentes aquellos proyectos educativos que consideran básicos para el progreso de la sociedad, tales como el Plan de Igualdad de Género, el Plan de Salud Laboral y Prevención de Riesgos Laborales, y el Programa de Innovación de Hábitos de Vida Saludable. A este respecto, puntualiza que «en un futuro, esperamos estar implicados en otros planes de este programa que, además de ser de gran utilidad para toda la comunidad educativa, permiten apostar por aspectos tan importantes como la participación». En cuanto a los grupos de población que se encuentran privados de libertad por sentencia judicial y que atienden dos profesores de la plantilla, Romero ha destacado que, «tras dos años de funcionamiento, algunos alumnos han logrado obtener la titulación en Bachillerato».