+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

consecuencias del coronavirus

Coronavirus: los avales públicos movilizarán unos 140.000 millones en créditos a empresas

La cantidad total estará algo por debajo de los entre 150.000 y 200.000 millones anunciados por el Gobierno Bancos y patronales urgen a desbloquear un segundo tramo y beneficiar más a pymes y autónomos

 

Nadia Calviño, ministra de Economía y vicepresidenta tercera. - EFE EPA / OLIVIER HOSLET

Pablo Allendesalazar
05/04/2020

La línea de avales públicos para préstamos a empresas aprobada por el Gobierno hace 20 días para paliar la crisis del coronavirus estará operativa por fin este lunes. Con todo, algunas voces empresariales, como el lobi turístico Exceltur, ya han defendido que los 100.000 millones de euros aprobados por el Ejecutivo van a ser insuficientes. Fuentes del sector financiero lo rechazan y destacan que, teniendo en cuenta que el Estado garantizará el cobro del 80% de los préstamos a pymes y autónomos y de entre el 60% y el 70% al resto de empresas, las entidades van a poner entre 33.000 y 45.000 millones de euros adicionales. "En total no serán los entre 150.000 y 200.000 millones que anunció Pedro Sánchez, pero con unos 140.0000 millones será suficiente", afirman.

Lo cierto, a efectos comparativos, es que el sector financiero prestó 172.759 millones a las empresas entre abril y septiembre del año pasado (los avales se podrán pedir para operaciones concedidas desde el 17 de marzo hasta el 30 de septiembre), sin tener en cuenta líneas de crédito circulante y renegociaciones. Es verdad que algunas necesidades de financiación son ahora más acuciantes por el parón de la actividad provocado por el coronavirus, pero también hay que tener en cuenta, destacan las fuentes, que en estos momentos no se precisan fondos para invertir, como entonces; que las grandes empresas no necesitan avales; y que muchas líneas de crédito se están renovando ya sin garantía pública.

Los bancos, eso sí, llevan tiempo advirtiendo en privado de que, con las peticiones que están recibiendo anticipadamente, los primeros 20.000 millones dispuestos de los 100.000 millones aprobados por el Ejecutivo se van a agotar rápidamente. La patronal CEOE, en la misma línea, reclamó este sábado que se amplíe "con carácter inmediato" hasta los 50.000 millones, así como que se destine esa dotación adicional especialmente a pymes y autónomos.

Cambio de características

El Ministerio de Asuntos Económicos ha apuntado este domingo que habilitará un segundo tramo "una vez se haya utilizado" el primero y ha dejado la puerta abierta a cambiar sus características. Este último punto es el que explica que decidiese empezar por una cantidad relativamente pequeña, para poder así detectar problemas y corregirlos cambiando las condiciones de la línea si fuera necesario.

El Gobierno ha reservado el 50% de los 20.000 millones del primer tramo para pymes y autónomos, pero fuentes financieras y empresariales sostienen que se podría y debería aumentar ese porcentaje para beneficiar al colectivo más vulnerable y afectado por la enfermedad. Los bancos también habían pedido que la garantía cubriese un porcentaje mayor de los créditos, hasta el 90% en el caso de los autónomos. El Ejecutivo ha ido más lejos de lo que trasladó inicialmente a las entidades, pero si elevase aún más la garantía también incrementaría, en consecuencia, la aportación crediticia adicional del sector.

Beneficios al cliente

El departamento dirigido por Nadia Calviño, por otra parte, ha confirmado que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha suscrito ya los correspondientes convenios de colaboración con las entidades financieras a través de las que canalizará los avales. Como adelantó este diario, los bancos se han comprometido a "transferir" a sus clientes el "beneficio" derivado del aval público (en forma de menores intereses o mayor plazo, entre otras opciones), así como a no condicionar la aprobación de los préstamos a la contratación de ningún otro servicio o producto.

Economía también ha confirmado que ha repartido los primeros 20.000 millones en función de las cuotas de mercado de cada entidad en el segmento de autónomos y pymes y en el de grandes empresas, una medida destinada a evitar que compitan entre sí, como sucedió en la Gran Recesión del 2008-2012. A partir del 30 de abril, ha anunciado, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores que hubieran agotado sus líneas, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta dicha fecha.

El ministerio también ha aprovechado para responder a los sectores empresariales que han criticado que la tardanza en la activación de los avales ha complicado el cierre contable de marzo a muchas compañías. "Para garantizar la liquidez hasta la puesta en marcha de esta línea, el Consejo de Ministros reforzó las líneas del ICO ya operativas con anterioridad a la emergencia sanitaria, doblando a 400 millones la línea específica para el sector turístico e incrementando en 10.000 la capacidad de préstamo del resto de líneas de financiación", ha argumentado.

Temas relacionados