+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTRATEGIA DE UN GRUPO FINANCIERO

El 50% de los clientes del BBVA serán este año digitales

El presidente de la entidad afirma que lideran la transformación

 

REDACCIÓN DAVOS
26/01/2018

El presidente de BBVA, Francisco González, aseguró que este año «el 50%» de la clientela de la entidad «va a estar en el mundo digital». En el marco de su participación en el Foro Económico Mundial en Davos, afirmó que el banco tiene que convertirse en «una empresa digital lo antes posible». Y destacó el avance de la transformación digital del grupo. «El banco está atravesando un momento excelente», aseguró González.

«Este año, el 50% de nuestra clientela va a estar en el mundo digital. Eso ya significa que tienen más producto, más relación con el banco, están mucho más satisfechos. Por lo tanto, estamos liderando este movimiento a nivel mundial y ahora estamos ya ganando velocidad de crucero. Estamos muy contentos», recalcó.

ESPAÑA COMO REFERENCIA / En cuanto a la imagen de España en un foro como el de Davos, el presidente del BBVA destacó que «se percibe bien». «Ha sido una referencia y todavía lo es», añadió. González recordó que «España, durante estos años, ha crecido más que el resto de Europa y ha hecho muy buen trabajo desde el punto de vista económico. Y va a seguir creciendo por encima de Europa».

También defendió, ante la cuarta revolución industrial en la que el mundo está actualmente inmerso, una «regulación 2.0, que trabaje mirando los intereses de consumidores, los riesgos sistémicos, la estabilidad financiera y, lógicamente, que apoye la innovación».

También aprovechó el foro para dar su opinión sobre el conflicto en Cataluña. González aseguró que «nadie cree que Cataluña vaya ser independiente». Así, indicó que todo ha quedado en «un viaje imposible prometiendo cosas imposibles».

La reacción de España, explicó, fue «dentro de la ley y de la Constitución», lo que dejó la situación muy clara: todo el mundo sabe que el Estado de derecho funciona.