+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AGUILAR

Extinguido el incendio de la nave que almacenaba 280.000 kilos de ajo

Tuvieron que intervenir bomberos de Montilla, Puente Genil y Lucena

 

Los bomberos intervienen en la nave incendiada. - J. SIERRA

JOSÉ SIERRA / EUROPA PRESS / AGUILAR DE LA FRONTERA
15/11/2017

Efectivos del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación de Córdoba han extinguido en la noche de este martes, a las 22,15 horas, el incendio declarado a primera hora de la mañana en una nave de ajos de Aguilar de la Frontera (Córdoba) que almacenaba alrededor de 280.000 kilos de dicho producto.

Según han informado a Europa Press fuentes de la institución provincial, en el desarrollo del operativo han participado un total 12 efectivos del consorcio, adscritos a los parques de Montilla, Puente Genil y Lucena.

Asimismo, para en la lucha contra el fuego se han utilizado tres vehículos del parque de Montilla (uno pesado, un primera salida y una furgoneta de servicios varios), de Lucena y Puente Genil, apoyando cada uno con una nodriza, vehículo con capacidad de 8.000 metros cúbicos y que se cargaron de agua entre unas 25 y 30 veces.

Los bomberos usaron equipos autónomos de respiración debido a la gran cantidad de humo y una retroexcavadora para acceder a la cámara frigorífica donde estaban almacenados los ajos. La nave, que cuenta con una extensión de unos 2.000 metros cuadrados, estaba dividida en dos partes con una especie de pared intermedia.

Según informó el centro de coordinación de emergencias 112 Andalucía, pasadas las 8.30 horas se recibió el primero de varios avisos por un incendio registrado en una nave próxima al polideportivo de Aguilar. Inmediatamente se activó a los bomberos del parque de Montilla, a la Policía Local, a la Guardia Civil, a las emergencias sanitarias y a los servicios de suministro eléctrico de la zona. El dueño de la nave relató que él mismo estuvo a primera hora, en torno a las siete de la mañana, en el interior de las instalaciones y de allí salió sin observar nada extraño. Poco más de una hora después recibió el aviso de vecinos y de la propia Guardia Civil alertándole del fuego, del que se desconocen las causas aunque se cree que pudo deberse a un cortocircuito.

Temas relacionados