+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RECONOCIMIENTO A LA EX MINISTRA DE CULTURA

Carmen Calvo recibe el título de Hija Predilecta de Cabra

Se convierte en la primera mujer a la que se le otorga esta distinción.

 

María Dolores Villatoro entrega la distinción a Carmen Calvo. - FOTO: JOSE ANTONIO ROMERO

JOSE MORENOJOSE MORENO 20/06/2008

La egabrense Carmen Calvo Poyato entró la pasada noche por la puerta grande en la historia de Cabra, la ciudad que la vio nacer, al recibir de manos de la alcaldesa, María Dolores Villatoro (PSOE), el título que la acredita como Hija Predilecta de la ciudad, dando así cumplimiento al acuerdo plenario unánime del pasado 31 de marzo que la convierte en la primera mujer egabrense con esa distinción.

Fue un acto eminentemente institucional que estuvo marcado por el ritmo de la canción Te solté la rienda de los mexicanos Maná , con la que se mostró un vídeo con algunos momentos de la vida de la ex ministra y ex consejera de Cultura, que sirvió para romper la frialdad protocolaria. Entre el público no faltaron sus familiares, amigos, parlamentarios, senadores y alcaldes de la comarca, junto a toda la Corporación municipal que, en el escenario del Cinestudio Municipal, presidió el acto junto al presidente de la Diputación, Francisco Pulido, y la carta de felicitación remitida por la consejera de Cultura, Rosa Torres, a la que dio lectura el delegado municipal de Cultura, Jesús Gómez.

Carmen Calvo, que desde el primer momento de su intervención se quiso alejar de todo discurso intelectual y político, se sintió enormemente orgullosa de ser una mujer de pueblo y de haber nacido en Cabra, ciudad a la que ya pregonó las fiestas en honor de María Santísima de la Sierra y de la que fue hace unos años Reina Maga en la Cabalgata de la Ilusión.

Así, en sus palabras aseguró que se siente muy satisfecha por recordarle los egabrenses quién es y de dónde procede, además de expresar que "me emociona más salir de mi casa por las mañanas y ver el sol que entra por la Puerta del Sol del barrio del Cerro para comprar el pan, que cenar con Martin Scorsese, cosa que la vida me ha regalado, o cruzar la Nava de la Sierra de Cabra que dar una vuelta por la Quinta Avenida".