+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS

El Viernes de Dolores anticipa la Semana Santa virtual de este año

Un besamanos virtual acercó a los cofrades la Virgen de la Paz y Esperanza. El obispo presidió en la Catedral una misa dedicada a la Virgen de los Dolores

 

Francisco Mellado Francisco Mellado
04/04/2020

Más fotos

Coronavirus: el silencio en la plaza de Capuchinos un viernes de Dolores.

Ver galería completa

Coronavirus: el silencio en la plaza de Capuchinos un viernes de Dolores.

Ver galería completa

Coronavirus: el silencio en la plaza de Capuchinos un viernes de Dolores.

Ver galería completa

Los diversos actos con los que ayer la ciudad celebró el Viernes de Dolores anticipan la Semana Santa virtual que se espera estos días, bajo el estado de alarma por el coronavirus. Como todos los años, la actualidad cofrade tenía su epicentro en la plaza de Capuchinos, donde año tras año miles de cordobeses se dan cita para postrarse ante la Virgen de los Dolores, la Señora de Córdoba, un hecho que ayer no pudo ser, si bien, no fue motivo para que los cordobeses no se acordaran de la Dolorosa. De este modo, fueron muchos los que a través de las redes sociales mostraron su devoción a la Virgen de los Dolores, lamentando que este año se vivirá de una forma distinta, sin poder contemplar el rostro de la Dolorosa servita. Otros optaron por poner en los balcones y ventanas de sus viviendas una suerte de altares.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, dedicó ayer a la Dolorosa la misa de 12 en la Catedral, retransmitida en directo a través de Catedral TV.

Durante la homilía, el obispo recordó que el Viernes de Dolores es el «pórtico de la Semana Santa». Demetrio Fernández felicitó a los cristianos, a pesar de las tribulaciones, «porque tenemos Madre, María Santísima». El prelado aseguró que los dolores son «más llevaderos si uno tiene madre» y en la Iglesia «tenemos a María, que los comparte».

En estos momentos de dolor, el obispo destacó que «María nos protege desde el cielo y se hace cargo de nuestro sufrimientos», recordando, además, que «Ella es madre especialmente de los pobres, de los que más sufren». Asimismo, pidió que «ofrezcamos este sacrificio de confinamiento en solidaridad de todo el que sufre esta pandemia». Especialmente quiso tener presentes a aquellos que trabajan en «primera línea», como sanitarios, sacerdotes, Cáritas o religiosas encargadas de residencia de ancianos, entre otros.

Demetrio Fernández quiso compartir que en los últimos días ha detectado que antes la situación que se está viviendo «se ha despertado una ola de solidaridad inspirada por Jesucristo y protegida por la Virgen de los Dolores». A partir de ahora, el mundo cambiará y «con nuestras generosidad tenemos que participar de ese cambio para bien» de un mundo tambaleado por la crisis del coronavirus.

Para concluir, el prelado pidió a la Virgen de los Dolores que «nos enseñe a sufrir con amor» y «que sea mayor nuestro amor que nuestro sufrimiento, para así ser salvados».

POR REDES SOCIALES / Ya por la tarde, las hermanas de Consolación, Hospital de San Jacinto, dirigieron una oración a la Virgen y a las 19.30 se rezó la corona dolorosa desde la parroquia de Nuestra Señora de Belén; ambos actos pudieron ser seguidos por los hermanos y devotos a través de Facebook.

El viernes de Dolores también es un día señalado para la hermandad de la Paz, cuya titular mariana suele estar expuesta en Capuchinos en besamanos. Ante la imposibilidad de celebrarlo, la hermandad preparó, a través de las redes sociales, un besamanos virtual que se prolongó a lo largo de la jornada. Así, la cita con la Virgen de la Paz empezó a las nueve de la mañana con la proyección de un video promocional del besamanos. A las once se emitió el video Salve de la Paz, a cargo del coro Paz y Esperanza. A las doce del medio día, el obispo de Córdoba dirigió, a través de un video, el rezo del Ángelus, mientras que a las 13.00 horas la escolanía del colegio Divina Pastora cantó a la Virgen.

También por la tarde, el guardián de Capuchinos y consiliario de la hermandad, fray Francisco Martínez, dirigió una oración. A las siete de la tarde fue el turno de la saeta, a cargo de Isabel España. Terminó la jornada con una ofrenda musical a cargo del compositor Rafael Wals Dantas, autor de la marcha de la coronación canónica.

Todo ello fue a través de las redes sociales, gracias a las cuales los hermanos y devotos pudieron acompañar desde su casa a la imagen de la Virgen de la Paz en un día tan especial.

El Viernes de Dolores también es el día de los vía crucis, siendo muchas las cofradías que en la tarde de este día celebran el piadoso rezo. También las redes sociales han ayudado a llevar a cabo este rezo Así, la hermandad del Rescatado lo rezó en directo a través de sus redes sociales para los hermanos y fieles que quisieron acompañar así a la popular imagen de Jesús Rescatado.

De este modo, las hermandades, además de sus colaboraciones solidarias ante esta pandemia, siguen con sus cultos, preparando sus estaciones de penitencia, eso sí, con la ayuda de las nuevas tecnologías.

Temas relacionados
 

Pulsa aquí

Pulsa aquí

NUEVO SERVICIO PARA LOS LECTORES

Únete al canal de Telegram de Diario CÓRDOBA y entérate de la actualidad antes que nadie

Este sistema gratuito de notificaciones se suma a la difusión de información en las redes sociales de Diario CÓRDOBA ...

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad