+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RELEVO INMINENTE EN LA CUPULA DE LA BRIGADA ´GUZMAN EL BUENO´.

Ricardo Alvarez-Espejo, jefe de la Brimz X, asciende a general de división

El nombramiento de Defensa provocará cambios en la jefatura de Cerro Muriano.El general madrileño lleva al frente de la base cordobesa desde marzo del 2007.

 

R. ROMEROR. ROMERO 14/02/2010

El actual jefe de la Brigada de Infantería Mecanizada Guzmán el Bueno X (Brimz X), con base en Cerro Murciano, Ricardo Alvarez-Espejo, ha sido ascendido oficialmente a general de división del Cuerpo General del Ejército de Tierra, según publicó ayer el Boletín Oficial del Estado.

El ascenso de Alvarez-Espejo provocará cambios inminentes --se habla de la semana que viene-- en la cúpula de la Brigada cordobesa, ya que el nombramiento lleva implícito un cambio de destino de este militar madrileño, de 56 años de edad, que desde marzo del 2007 está al frente de la base cordobesa.

Este nombramiento fue promovido el viernes, junto al de otros tres generales de brigada más, y culmina uno de los periodos de mayor avance en la Brigada Guzmán el Bueno.

Desde el 19 de marzo del 2007, en que Alvarez-Espejo tomó posesión del mando, marcándose como objetivo primordial "mejorar las condiciones de vida" de los militares, aparte del adiestramiento e instrucción inherentes a su cargo, la Brimz X ha vivido a sus órdenes su periodo de más trascendencia no solo en su proyección internacional, quizá desde su designación en 1995 como la primera unidad española integrada en el Eurocuerpo, con la entrada en la Fuerza de Respuesta de la Alianza (NRF-12) o la participación reciente en la Operación Libre Hidalgo de las Naciones Unidas en el Líbano, liderando una fuerza multinacional de 4.300 soldados, sino también como referente en las Fuerzas Armadas con más de 3.000 efectivos que forman parte de una de las unidades mejor capacitadas y dotadas en el Ejército de Tierra.

En estos tres últimos años, Alvarez-Espejo ha integrado con éxito los más modernos materiales de última generación del Ejército de Tierra (carros pizarros, leopardos) e, incluso, ha liderado la formación para la misión en Afganistán de militares especializados en el blindado RG-31.

Pero, sin lugar a dudas, tras más de doce años de andadura de esta unidad cordobesa, lo que ha dado el espaldarazo definitivo a su carrera militar ha sido la eficiencia en la dirección de las distintas misiones internacionales de las que ha formado parte la Brimz X. Desde Kosovo, en el 2007, pasando por el Líbano en el pasado año.

Además, el general ha impulsado estos últimos años un acercamiento a la sociedad civil cordobesa con la visita a la base de colegios e institutos, así como instituciones públicas y privadas. También colabora con la Universidad de Córdoba y con la organización de escuelas taller.

CORDOBESES DEL AÑO Esta importante dedicación de la Brigada en el ámbito de los valores sociales y humanos le ha valido este año para ser nombrado Cordobés del Año , en los premios anuales de Diario CORDOBA, después de la última participación de la Brigada en la misión de la ONU en el sur del Líbano, donde, además, ha llevado a cabo múltiples proyectos de cooperación y desarrollo.