+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA PREVISIÓN PARA HOY

La máxima se desploma hasta los 25º C en un día de tormentas

En 35 horas se ha pasado de la alerta naranja por calor a la amarilla por lluvias

 

Turistas con paraguas en la Puerta del Puente, ayer por la mañana. - MANUEL MURILLO

JUAN M. NIZA
28/08/2017

En apenas 35 horas, desde la tarde del pasado sábado en la que Córdoba estaba aún en alerta naranja por el calor, se ha pasado a estar desde las 4 y las 5 de la madrugada de hoy (según la comarca) en alerta amarilla por fuertes precipitaciones y tormentas que pueden llegar a ser de hasta de 20 l/m2 en una hora.

Este es el panorama meteorológico de un atípico fin de agosto, uno de los más cálidos que se recuerdan en un verano también de récords, pero que parece que terminará con máximas más bajas de lo normal por estas fechas debido a una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), un fenómeno atmosférico que ya ayer comenzó a disparar la inestabilidad y que hoy pondrá la máxima en la ciudad califal en torno a solo 25º C, con una mínima la próxima madrugada de 16º C y con la probabilidad de fuertes precipitaciones en toda la provincia, especialmente hasta las 15.00 horas.

En concreto, la alerta amarilla por fuertes lluvias y tormentas comenzó en La Sierra y Pedroches a las 4 de la madrugada y se mantendrá (si no hay cambios esta mañana) hasta las 15.00 horas. En la Campiña cordobesa y la Subbética, la alerta amarilla se puso en marcha a las 5 de la madrugada y también se levantará hasta las 15.00 horas.

AYER: LAS PRIMERAS GOTAS / La inestabilidad ya se dejaba sentir ayer con las primeras gotas que cayeron sobre la ciudad desde hace tres meses, a finales de mayo (si se exceptúa la tormenta que descargó un día de junio). Aunque la cantidad recogida en el observatorio del Aeropuerto de Córdoba no fue casi apreciable, 0,8 l/m2 entre las 10.00 y las 13.00 horas, el fenómeno desplomó la temperatura, que a lo largo de la jornada dejaría la máxima en solo 32,9º C. Eso sí, a costa de disparar la humedad ambiental (hasta el 79% a las 11.00 horas) y la sensación de bochorno durante toda la jornada.

Temas relacionados