+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ayuntamiento

El gobierno local aprueba hoy unas cuentas y el PP advierte que las rectificará si gana

Bellido pide a la alcaldesa que se «tiente la ropa» antes de hablar y que escuche a la Intervención. Ambrosio defiende la tramitación del presupuesto y critica que los populares no «arrimen el hombro»

 

La interventora municipal habla con el concejal de Recursos Humanos, David Luque, ante la alcaldesa y el secretario municipal. - MANUEL MURILLO

Irina Marzo Irina Marzo
27/02/2019

La junta de gobierno local aprobará hoy el anteproyecto de presupuestos municipales, que serán los últimos del mandato y tendrá que gestionar el nuevo equipo que resulte de las urnas el próximo 26 de mayo. La aprobación del documento llega precedida de una bronca política, en la que el Partido Popular ha amenazado con acudir a los juzgados con las cuentas --tal y como hizo sin éxito el año pasado-- y ha advertido de que si no se modifican en base a lo advertido por la Intervención General del Estado las rectificarán si ganan. Mientras, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha acusado a los populares de «no arrimar el hombro para que a la ciudad le vaya lo mejor posible» y abonarse siempre a la política «de titulares».

El presupuesto municipal, que la alcaldesa dijo que estaría en vigor el 1 de abril, pondrá a disposición del Ayuntamiento 332 millones de euros y 19,6 millones de euros para invertir en 2019, más los 14 millones de euros de los fondos Edusi, es decir 33,6 millones para ejecutar proyectos. La semana pasada, Ambrosio formalizó ante la prensa el acuerdo alcanzado con IU, su socios de gobierno y responsable del área de Hacienda, y Ganemos para que las cuentas salgan adelante.

Ayer la alcaldesa defendió la tramitación que se está haciendo y recordó que su aprobación implica una serie de trámites pautados que se están respetando. Además, volvió a defender las claves del documento económico para 2019, ya que viene a «mejorar las condiciones de vida de los cordobeses», y sigue incluyendo como prioridad «las políticas sociales, el desarrollo económico y las oportunidades para la ciudad».

«EL REVOLCÓN» / Respecto al anuncio del PP de acudir a los tribunales, Ambrosio dijo que los populares no han aprendido «la lección» del año pasado al decidir llevar de nuevo los presupuestos municipales al juzgado, pese «al revolcón» que la justicia les dio el pasado año. En esta línea, la alcaldesa afirmó que «el PP verá dónde se quiere colocar», para añadir que este partido debe decidir «si seguir haciendo política a base de titulares aunque les pegue el revolcón los juzgados, o si quieren sumar y arrimar el hombro para que a esta ciudad le vaya lo mejor posible».

El portavoz del PP, José María Bellido, por su parte, también se refirió ayer a los presupuestos y pidió a la alcaldesa que los modifique, en base a las advertencias hechas por la Intervención municipal, antes de aprobarlos. En este tenor, el también candidato a la Alcaldía de Córdoba anunció que de ser alcalde en mayo con estos presupuestos heredados los rectificará, por lo que pidió a todos los grupos municipales que asuman «las responsabilidades con su voto» en el pleno en el que se aprueben las cuentas.

Para el alcaldable, las advertencias de la Intervención no son leves, sino «llamativas», por lo que aconseja a Ambrosio «tentarse la ropa antes de hablar de revolcones» y hacerle caso a la interventora. Así, recordó que en los informes de la interventora municipal se advierte de que no se puede subir el salario a los trabajadores del Imtur por encima de lo que marcan los Presupuestos Generales del Estado, ya que eso es «una intervención del Tribunal de Cuentas de libro», o que en la Gerencia Municipal de Urbanismo se está incumpliendo la relación de puestos de trabajo (RPT), comprometida desde 2014. El viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, habló también de «atropello» y criticó que el documento solo lo conozca Ganemos, lo que evidencia que el gobierno local no quiere realmente el consenso.

Temas relacionados