+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

lAS CUENTAS de la COMUNIDAD para 2019

El PSOE urge a Moreno a aclarar de dónde salen los ingresos «extra»

Adelante acusa a PP y Ciudadanos de presentar un «presupuesto fantasma». Mario Jiménez pone en duda la cifra de 1.700 millones anunciada por la Junta

 

El vicepresidente Juan Marín y Susana Díaz conversan a su llegada al salón de plenos del Parlamento, ayer. - EFE / JULIO MUÑOZ

Agencias
16/05/2019

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, exigió ayer al Gobierno andaluz que aclare «de dónde sale» el incremento -hasta alcanzar los 1.700 millones de euros- de los ingresos en el proyecto de Presupuestos de Andalucía para 2019, como anunció el presidente de la Junta, Juanma Moreno. Jiménez recordó que el escenario de ingresos estaba prefigurado desde agosto de 2018, cuando se fijó un total de 1.436 millones de ingresos «extras» por la liquidación de las entregas a cuenta, lo que supone casi 300 millones de euros menos. «Queremos que expliquen de dónde van a sacar los 1.700 millones de euros de los que están hablando», reclamó el dirigente socialista, que tildó dicho anuncio de «invento» y exigió «rigor». En este sentido, advirtió de que los Presupuestos de Andalucía se pueden estar «adulterando» desde el punto de vista de los ingresos. «No nos creemos esas cuentas, ‘las mentiras tienen las patas muy cortas’ y se les va a volver en contra», avisó Jiménez.

«PRESUPUESTO FANTASMA» / Adelante Andalucía acusó ayer al Gobierno de PP y Cs de hacer «una maniobra a la desesperada» presentando a los medios «un presupuesto fantasma» porque tienen «miedo» de que los andaluces conozcan «la realidad» de las cuentas antes de las elecciones municipales. La portavoz adjunta de esta formación en el Parlamento, Ángela Aguilera, calificó al Ejecutivo andaluz como «un gobierno de trileros» que presenta unas cuentas «maquilladas» porque no quiere poner encima de la mesa «un presupuesto de austericidio, recortes, privatizaciones, externalizaciones y de falta de oportunidades». Aguilera manifestó que las cuentas no les «cuadran» y puso en duda «de dónde» sacarán el dinero para ese incremento anunciado del 8% en gasto sanitario o del 3% en educación, ya que PP y Ciudadanos también pusieron en marcha una bajada de impuestos y tienen una política «muy cumplidora» del déficit.

CUENTAS REALISTAS / Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Sergio Romero, calificó ayer los presupuestos elaborados por la Junta como unas cuentas «de gestores frente a las de los maquilladores de los últimos 37 años» y opinóo que son «serios, creíbles, solventes y realistas». En rueda de prensa, Romero resaltó que el nuevo Ejecutivo ha cumplido con los plazos en los que se comprometió a elaborar el borrador y dijo que el gabinete «no va a inflar partidas presupuestarias para después engañar a los andaluces», sino que las ejecutarán «en todos los ámbitos posibles». Para Romero, los presupuestos están basados «en la eficiencia, la buena gestión y eliminar grasa», porque lo que se está haciendo por parte del Gobierno es «pinchar la burbuja política, gestionar bien, ahorrar dinero y dedicarlo a tener mejores servicios públicos».

VOX PIDE RESPONSABILIDAD / El portavoz del grupo de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, pidió ayer al presidente de la Junta, Juanma Moreno, «responsabilidad recíproca» para aprobar los presupuestos y que «no se separe del acuerdo de investidura» de 37 puntos que suscribieron ambos partidos. Hernández apostó por «ver en qué se traducen los incrementos» previstos en partidas como Igualdad y advirtió que comprobarán «si no contravienen una vez más» el acuerdo de investidura, en el que, recordó, se recoge «suprimir ayudas a entidades que no sean de utilidad pública». Puso como ejemplo que «cuando se hace una obra pública se pide un estudio de impacto de género, y eso no es más que un peaje que obligan a pagar para que determinadas asociaciones puedan emitir esos informes», tras lo que concluyó: «Eso no lo vamos a apoyar».