+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONTRACORRIENTE

Con la tijera a Londres

El peluquero adamuceño Juan Ayoso ha sido elegido para la final de los prestigiosos premios Visionary Internacional Award, el 11 de octubre próximo

 

Juan Ayoso. - CÓRDOBA

Rafael Castro Rafael Castro
18/09/2020

El peluquero adamuceño Juan Ayoso Cerezo no para de dar buenas noticias a la provincia. Ahora ha sido nombrado finalista en los Premios Visionary Internacional Awards, de Londres, que se entregarán el próximo 11 de octubre. Ayoso manifestó, al conocer la noticia, que «esto es un sueño hecho realidad», ya que se trata de unos de los premios más prestigiosos a nivel mundial y se codeará, en la modalidad de Avant-Garde, entre los más prestigiosos estilistas del cabello a nivel internacional. Entre este selecto grupo se encuentran otros peluqueros españoles, como Javier Gomar, Gorka Aitor, Christian Ríos, Carol Bruguera, Carlos Valiente, José Benítez o Rafael Bueno, en otras categorías como Cut&Coloum y Mens.

El peluquero adamuceño, que ya ha cosechado a lo largo de su carrera numerosos reconocimientos y premios a nivel nacional, manifestó a este periódico que «esto es un hito para mi carrera, ya que llegaremos al ámbito mundial, coincidiendo con peluqueros llegados de muchos rincones del planeta».

Ayoso se muestra muy orgulloso por este logro en el ámbito profesional, «ya que llegar ahí es como alcanzar la meca de la peluquería, ya que ahí estará la élite del sector a nivel mundial». Hasta ese certamen han llegado más de 500 colecciones y Ayoso ha sido seleccionado entre los 20 finalistas en el mundo en su categoría, «por lo que siento una gran satisfacción, ya que yo me considero un peluquero creativo que ha alcanzado un nuevo sueño en su carrera». Respecto a la categoría a la que se presenta, está relacionada con el estilo de vanguardia.

Juan Ayoso también ha sido nominado como mejor formador 2020 en España. Asimismo, el pasado año 2019 llegó también a la final de los premios GR Nacional al Mejor Formador, un certamen que nació el pasado año por la inquietud de dos peluqueros valencianos con salón propio y una larga trayectoria como profesionales de la imagen. A diferencia de otros certámenes, este unifica tanto a peluqueros como maquilladores y diseñadores, pues entienden que una imagen se compone de todo esto. Ayoso lleva más de una década como formador y trabaja para diferentes firmas de prestigio.

En febrero del 2019 también fue nombrado Mejor Peluquero de Andalucía, en los Premios Picasso de Sevilla.

En el año 2015 se proclamó en Albacete campeón de España en la modalidad de corte y subcampeón de España en categoría general.

Juan Ayoso afirma que se aburre con la peluquería diaria y de hecho ya trabaja para una firma comercial con la que participa en espectáculos de formación, crea pasarelas y concretamente el pasado año ha creado un tocado de pavo real para un famoso diseñador, que lo estrenó en la Passion Whine. Asegura este creativo peluquero adamuceño que «en la vida es todo crear porque gusta la profesión» y porque le gusta abrirse camino en este arte, «como un pintor, un escultor o un modisto», aclara.

Desde niño, ha estado muy centrado en el mundo de la peluquería. Recuerda que se hacía tupés acordes con su época y utilizaba la navaja con doble cuchilla para cortarse el cabello él por su cuenta, peinando a su familia, y cuando cumplió los 18 años vio que le gustaba la profesión, a la que lleva otros más de 20 años dedicado en cuerpo y alma. Asegura que su profesión le aporta vida, alegría y proyección, así como «ver a mi gente salir feliz y contenta de mis salones, tanto el de Adamuz como el de Cabra». También ha hecho trabajos altruistas para colectivos, que le hacen sentirse bien como persona. Cuando gana un trofeo o un campeonato y ve cómo responde la gente, para él es muy gratificante, «porque te das cuenta que vas sembrando poco a poco».

Ayoso se muestra muy animado con este nuevo reto y asegura que «voy a tratar de dejar bien alto el pabellón de Córdoba, y en especial el de mi pueblo, Adamuz».