Kiosco

Diario Córdoba

TRASLADO DEL ESTANDARTE DE LA VIRGEN DE LA SALUD

La exhibición de carruajes de tradición apuesta por la calidad

Veintinueve coches de caballos participan en el inicio de la Feria en el Alcázar

Recorrido del estandarte de la Virgen de la Salud. GRÁFICO: RAMÓN AZAÑÓN

Tras dos años de pandemia el carruaje vuelve al paseo de la Ribera, los jardines del Alcázar y la Feria de la Virgen de la Salud. Aunque el covid sigue aleteando y no logra disminuir pese a los esfuerzos de las administraciones, el coche de caballo volverá a lucir en la Feria de Córdoba tanto por la calidad de los vehículos presentados a la exhibición del Club de Carruajes de Tradición, como la presencia todopoderosa del sol, que ha obligado a recortar la exposición de cocheros, lacayos, acompañantes y caballos en esta manifestación colorista y singular de la Feria de Córdoba, que la inaugura de manera oficial por la mañana.

El sol iluminará los 29 carruajes que participan en la exhibición, pero también influirán en el menor tiempo de parada de los coches en el paseo de la Ribera, antes de la exhibición, uno de los mayores atractivos para cordobeses, aficionados y turistas. La presencia de singulares vehículos con cocheros, lacayos y acompañantes vestidos de diferentes épocas se inicia a las 11.30 horas. 

La mayoría de los coches tienen la etiqueta de históricos, construidos antes de 1945, y la mitad de ellos fabricados en Francia, principalmente, en el siglo XIX; una prueba de la importancia que está tomando la exhibición cordobesa a nivel nacional.

Así mismo, la exhibición se reduce a una hora y cuarto para evitar el calor previsto en el primer sábado de Feria, con la exhibición en los jardines del Alcázar de cuatro carruajes por tandas, para, tras el carrusel final, acompañar al estandarte de la prohermandad de la Virgen de la Salud, tras la misa en la esplanada de la ermita, a El Arenal, recorriendo el paseo de caballos, y finalizar en la portada de la Feria, con el recibimiento de las autoridades, y finalizar en la caseta La Muserola, con la entrega de premios de la exhibición.

Compartir el artículo

stats