Decathlon, la empresa francesa de textiles deportivos, enfrenta el final del verano con una auténtica bomba: 1.155 ofertas de empleo repartidas por toda España para empezar a trabajar en el mes de septiembre. 

Este lanzamiento laboral se explica por el crecimiento imparable de la cadena, que ya sacó 800 puestos de trabajo en 2021 cuando los beneficios superaron los 900 millones de euros y las ventas los 13.000 millones. 

Para celebrar sus tres décadas en España, Decathlon ha abierto una convocatoria con más de 1.000 vacantes para empezar a trabajar cuando comience el nuevo curso académico y laboral. 

Entre las plazas que hay disponibles, Decathlon ha abierto tanto puestos para vendedores, personal de logística, encargados de tiendas o informáticos. 

El requisito principal para forma parte de la plantilla de Decathlon es curioso, pero bastante razonable: las personas que trabajan en estas tiendas deportivas tienen que ser aficionadas a algún tipo de deporte (como la bici, el buceo o el tenis) o a las actividades al aire libre en general, como ir de camping o excursión a la playa. 

Más allá de eso, Decathlon ofrece tanto jornadas parciales para que estudiantes puedan compaginar su formación con el trabajo; como contratos a jornada completa, para que quienes quieren desarrollar su carrera profesional en los populares establecimientos puedan hacerlo. 

El sueldo que ofrece Decathlon a sus trabajadores, pactado por convenio colectivo, oscila entre los 14.700€ y los 18.300 euros brutos anuales dependiendo del tipo de jornada o de la responsabilidad del puesto de trabajo. 

¿Cómo presentar la candidatura para trabajar en Decathlon?

Postularse a cualquiera de las ofertas de empleo disponibles en Decathlon es sencillo: solo hay que entrar a su página web y, a través de la sección de empleo, buscar la provincia en la que estamos interesados. Una vez tengamos la lista de vacantes abierta, solo habrá que seleccionar la que nos interese y subir nuestro currículum.