La Campaña de la Renta 2021 dio comienzo este pasado miércoles con la presentación de declaraciones telemáticas. La misma se prolongará hasta el próximo 30 de junio, meses durante los cuales los contribuyentes estarán obligados a cumplir con el fisco, pero no todos.

Existen una serie de ingresos mínimos -por rendimientos del trabajo (sueldo), pensiones, prestaciones por desempleo, ganancias patrimoniales o rentas inmobiliarias- que hacen que sea o no obligatorio presentar la declaración este 2022.

Ingresos mínimos para presentar la declaración de la Renta 2021

Límite de 22.000 euros brutos anuales en rendimientos del trabajo

  • Si nuestros rendimientos del trabajo personal (el sueldo) de 2021 proceden de un único pagador y no superan los 22.000 euros brutos anualesno hará falta presentar la declaración del IPRF.
  • Si no se alcanzan esos 22.000 euros brutos anuales pero existen varios pagadores, tampoco tendremos la obligación de hacer la declaración siempre y cuando la suma de lo ingresado por el segundo y el resto de pagadores no supere en su conjunto los 1.500 euros brutos anuales.

Las pensiones de jubilaciónprestaciones por desempleoERTE, pensiones compensatorias o pagos por bajas médicas están incluidas.

Límite de 14.000 euros brutos anuales en rendimientos del trabajo

  • Si los ingresos por rendimientos del trabajo proceden de varios pagadores y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes sí supera los 1.500 euros anuales, el límite para estar exento de declarar desciende hasta los 14.000 brutos anuales.
  • También se fija la cantidad límite en en 14.000 euros cuando se perciban:
  • Pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a un tipo fijo de retención.

Límite de 1.600 euros brutos anuales en rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales

  • Los contribuyentes con ingresos procedentes de rendimientos del capital mobiliario y/o de ganancias patrimoniales que superan conjuntamente los1600 euros brutos anuales estarán obligados a presentar declaración por el IRPF siempre que hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta.
  • Se excluye de ese límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

Límites en rentas inmobiliarias, subvenciones y letras del tesoro

  • Están obligados a presentar la declaración aquellos contribuyentes cuyos ingresos procedentes de rentas inmobiliarias imputadasrendimientos de Letras del Tesorosubvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial u otras ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas supere los 1.000 euros brutos anuales de límite conjunto.

Quién no está obligado a presentar la declaración

Más allá de los supuestos anteriores, hay contribuyentes que no tienen la obligatoriedad de presentar su declaración del IRPF: las personas que obtengan rendimientos íntegros del trabajo o del capital así como de actividades económicas o ganancias patrimoniales que en su conjunto no superen los 1.000 euros brutos anuales y tampoco quienes hayan sufrido pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros, cualquiera que sea su naturaleza.

Fechas clave en la campaña de la Renta 2021

De acuerdo al calendario del contribuyente disponible en la página web de la Agencia Tributaria, desde el 6 abril se podrá presentar la liquidación del IRPF y el impuesto de patrimonio a través de internet, mientras que el plazo para hacerlo por teléfono comienza el 5 de mayo y de manera presencial, el 1 de junio.

En todos los canales el plazo para presentar la declaración finaliza el 30 de junio, salvo en el caso de liquidaciones a ingresar con domiciliación bancaria, que tendrán que estar entregadas el 27 de junio.