Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

COSMOPOÉTICA

Olvido García-Valdés: "El poema que no se lee es letra muerta en un libro"

La poeta asturiana participa este sábado en la primera sesión de Cosmoversos

La poeta Olvido García Valdés en una de sus visitas a Córdoba MANUEL MURILLO

Hoy llegan hasta Cosmopoética los versos calmados de Olvido García-Valdés. No es la primera vez que visita este festival, del que dice tiene “mucha solera”. 

¿Cómo se aproxima en esta ocasión a estas lecturas poéticas de Cosmoversos?

Voy a ofrecer dos momentos en torno a mis dos últimos libros. Por un lado de la Antología de Ediciones Cátedra, Dentro del animal la voz (1982-2012), que es muy amplio y contiene un estudio muy profundo de Vicente Luis Mora y de Miguel Ángel Lama. En un segundo momento leeré poemas de mi último libro, Confía en la gracia, publicado en Tusquets en 2020.  Es una obra de mucha cohesión interna y una gran libertad tonal y formal.

Este año le han concedido el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Una distinción que también han recibido autores de la talla de José Hierro, Álvaro Mutis, Mario Benedetti, Caballero Bonal o Ida Vitale por citar solo a unos cuantos. Un gran reconocimiento a su obra. ¿Cómo lo ha recibido?

Con mucha sorpresa porque es un premio que nunca lo imaginas en primera persona. Cuando de pronto eres tú te llevas un susto que te mueres (ríe). Estoy infinitamente agradecida porque también el año pasado me concedieron el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, que es la distinción más relevante en América Latina y claro, son unas cosas tremendas que producen mucha emoción y mucho agradecimiento.

De los géneros que ha abordado a lo largo de su carrera, ¿es la poesía la que más le llena?

Realmente sí, lo nuclear para mí son los poemas y el ensayo también porque es otra forma de escritura, de entrar en los textos con la reflexión, el estudio… con otros materiales y propuestas pero yo donde me reconozco es en los poemas fundamentalmente.

¿Cree que hay que tener alguna actitud especial para adentrarse en el mundo poético?

No. Yo he sido toda la vida profesora de secundaria y en clases veía a principio de curso cómo les costaba mucho a los chicos y chicas entrar en ella, y para mí siempre fue muy importante en las clases, quiero decir. La poesía dentro de la enseñanza, secundaria y bachillerato, es muy importante, lo mismo que la sintaxis. Yo siempre proponía que leyesen el poema una y otra vez y poco a poco ves cómo van abriendo los ojos. Esa actitud de entrar con confianza en un poema es la única fundamental, porque el poema se abre por sí mismo y además yo creo, como lectora, que nos hablan de una forma que no nos habla nadie. La adolescencia es un momento de una receptividad muy grande y de una soledad también muy particular y en ese sentido la poesía es muy importante. El poema quien lo acaba es quien lo lee. Ahí hay un texto pero solo cuando tu entras en él y lo lees ese poema cobra sentido. Antes es letra muerta en un libro. Es un diálogo y depende mucho del estado de ánimo que cada uno tenga, de lo que necesitas. En este tiempo de pandemia la poesía tuvo un papel muy importante en ese sentido de vida interior.

Su obra ha sido traducida a varios idiomas. ¿Da eso muestra del buen músculo que tiene?

Sí, la verdad que en ese aspecto he sido muy afortunada. Se ha traducido al sueco, al francés, al italiano, al alemán, al polaco… He sido muy afortunada con los lectores y con la crítica, también. Y con la posibilidad de que se lean mis poemas en otras lenguas. No obstante la poesía siempre está muy pegada a la lengua de origen. Cuando lees traducciones de poesía piensas que sería maravilloso poderlo leer en la lengua materna del autor pero de una extraña manera también nos llegan y acaban siendo un idioma universal.

Compartir el artículo

stats