Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

REPORTAJE

Mediterráneo... vuelta al inicio

Joan Manuel Serrat recala esta noche en Córdoba dentro de su gira ‘El vicio de cantar 1965-2022’ | Esta actuación pone firmes a todos sus fieles seguidores porque con ella, el Nano, se despide de los escenarios

El artista catalán, durante su actuación en el Teatro de la Axerquía en julio de 2018. A. J. GONZÁLEZ

Joan Manuel Serrat es conocido también como El noi del Poble-sec (El chico del Pueblo Seco, su barrio natal) y el Nano. En diciembre cumplirá 79 años, de los que lleva 57 entregado a una pasión: la música. A lo largo de esta más de media vida ha sido muchas cosas: cantautor, compositor, actor, escritor, poeta, músico y hasta sexador de pollos... Pero todo ello se sintetiza y se entiende cuando pronunciamos una sola palabra, su apellido. Serrat es Serrat y Córdoba lo sabe bien. Por eso esta noche en el Teatro de la Axerquía de Córdoba no hay hueco para más almas. 

Esta ciudad empezó a ser testigo de sus letras y ritmos, de esa voz tan peculiar como imitada en noviembre de 1989 cuando vino a presentar su disco Material sensible. Lo hizo en un Gran Teatro recién remodelado y ya convertido en teatro municipal. En el año de la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona volvió con Utopía, un espectáculo que acogió la plaza de toros de Los Califas. Tuvieron que pasar siete años para volver a vivirlo en directo. Por primera vez, en marzo de 1999, Joan Manuel Serrat actuaba durante dos días seguidos en nuestra ciudad interpretando su disco Sombras de la China, el número 26 en su extensa discografía. 

Dos años después (2001), el escenario del Gran Teatro lo recibía durante los días 10 y 11 de marzo cuando presentó su último trabajo, Cansiones, con el que el cantautor rendía un homenaje a América Latina. Ese mismo mes, pero en el año 2003, Serrat regresaba una vez más con sus Versos en la boca. Se cumplían en aquel entonces 38 años desde que sacó su primer disco (1965), La guitarra, un instrumento al que siempre ha estado indisolublemente unido. A partir de este momento, su presencia en nuestra ciudad se ligaría, en la mayoría de ocasiones, al Festival Internacional de la Guitarra. 

El 17 de julio de 2004 los jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos sirvieron de escenario para la presentación del disco Serrat sinfónico, un trabajo en el que grabó piezas tan emblemáticas como Mediterráneo o Aquellas pequeñas cosas junto a la Orquesta Sinfónica de Barcelona. En 2005 se entregó al público del Gran Teatro con un espectáculo íntimo que recogía lo más esencial de su trayectoria musical. Era 100 x 100 Serrat. En 2007, el 27º Festival de la Guitarra acogió un dueto de los que hacen historia: Serrat y Sabina. Dos pájaros de un tiro. Fue tal el público que concurrió que el concierto se tuvo que celebrar en el Estadio del Arcángel. El 24 y 25 de abril de 2009 volvió de nuevo con 100x100 Serrat en una gira renovada y avalada por el éxito de público que cosechó la vez anterior, con más de 300 actuaciones y más de 600.000 espectadores en todo el mundo. En 2010, una vez más en el marco del Festival de la Guitarra, presentó el disco HIjo de la luz y de la sombra. Un homenaje al poeta Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento y en el que el artista se ciñó a las canciones del disco que presentaba, llegando a advertir al fiel público que no iba a entonar peticiones. 

En 2012, ese dúo infalible conformado con Joaquín Sabina regresaba para presentar el trabajo La orquesta del Titanic en una gira que, siguiendo la estela de la anterior, dieron en llamar Dos pájaros contraatacan. En julio de 2015 presentó Antología desordenada cuando se cumplían 50 años de carrera artística. Para tal ocasión organizó una imponente gira que le llevó a pisar más de cien escenarios acompañado de otros grandes artistas como Ana Belén, Luis Eduardo Aute, Mercedes Sosa, Alejandro Sanz, Silvio Rodríguez, Miguel Ríos, Dulce Pontes o Estopa, entre otros muchos. En Córdoba fue la cantante israelí Noa la que actuó junto a él como invitada especial. 

En 2018, en el 38º Festival de la Guitarra regresó con la gira Mediterráneo da capo -expresión italiana que significa volver al principio-. En ella, Joan Manuel Serrat, proponía un recorrido por su carrera, desde Mediterráneo (1971), su octavo álbum y uno de sus mayores éxitos. 

Ahora, tras la pandemia, el chico del Pueblo Seco vuelve a pisar suelo cordobés. Este domingo, 25 de septiembre de 2022, quedará como última fecha en este recorrido. Con El vicio de cantar 1965-2022, Serrat se despide de los escenarios y su timbre de barítono arropará a ese fiel público que lo ha acompañado durante décadas y a aquellos que lo han descubierto después. Hace casi medio siglo este gran compositor, leyenda de la música en nuestro país, se subió en su particular embarcación en busca de nuevos horizontes y, como el Ulises de Álvaro Cunqueiro en busca de su membrillo glauco, también se topó con cantos de sirena, polifemos y bellas nausicas. Bajó a los infiernos y, tras lograr sobrevivir a aventuras y peligros, volvió de nuevo a casa, con la sabiduría y el convencimiento que da la experiencia. Transcurrido más de medio siglo, Serrat regresa junto a Penélope y ese Mediterráneo que tanto evocó en su música, pero que nunca abandonó. 

Compartir el artículo

stats