Los avíos del torero cordobés Manuel Rodríguez Manolete que han sido subastados este miércoles en la sala Ansorena de Madrid han alcanzado la cifra de 55.000 euros, siendo la estrella de la venta un traje de torear en purísima y oro que ha salido a puja por 30.000 euros, precio al que ha sido adjudicado. Por otra parte, el objeto por el que más se ha pujado ha sido el  fundón de estoques en cuero repujado y aplicaciones metálicas con el nombre de Manolete, que salía a la venta por 6.000 euros y ha alcanzado la cifra de 19.000. También ha salido a subasta una pareja de muletas del diestro, que  ha sido adquirida por su precio de salida, 6.000 euros, mientras que la venta de los capotes de brega, que salían por 8.000 euros, ha quedado desierta.

Los distintos objetos que el diestro utilizó en plazas de España y Latinoamérica han salido a subasta en cuatro lotes, del 766 al 769, correspondiendo el primero de ellos al traje de luces en purísima y oro compuesto de chaquetilla, chaleco y taleguilla y forro de lino blanco y seda azul bordada con aplicación de alamares y lentejuelas con hilo de canutillo de oro y rojo. 30.000 euros ha sido su precio de salida y al que finalmente se ha adjudicado.

Capotes de Manolete en la subasta.

Capotes de Manolete en la subasta. CÓRDOBA

Interés por el torero

Pero el utensilio del diestro que más interés ha despertado en la puja ha sido el fundón de espadas con estoque y puntilla elaborado en cuero repujado y aplicaciones metálicas con el nombre del diestro y estoque y puntilla con su funda en cuero y metal que ha sido comprado por 13.000 euros más de su precio de salida.

El traje de Manolete subastado, vendido por 30.000 euros

El traje de Manolete subastado, vendido por 30.000 euros CÓRDOBA

El éxito de esta subasta pone de manifiesto el interés que sigue despertando el diestro cordobés a los  75 años de su muerte en Linares (Jaén). Desde ese 29 de agosto de 1947, el cuarto califa del toreo cordobés tras Rafael Molina Lagartijo, Rafael González Machaquito y Rafael Guerra Guerrita, quien fue la gran figura del toreo de la postguerra española se convirtió en mito y todo lo que tuvo que ver con él, en reliquia.  Ahora, los avíos de torear del diestro servirán para poner al día la vigencia de quien ha sido icono toda una época y argumento de centenares de libros, de leyendas ciertas o apócrifas como las que inspiraron sus amores con Lupe Sino y de varias películas.