Desde el 24 de septiembre hasta el próximo 12 de octubre, y en horario de 18.00 a 21.00 en los días laborables, permanecerá abierta en la sala de exposiciones de la Biblioteca Ricardo Molina de Puente Genil la exposición Hopper y el cine, a cargo de la pintora Eva Torres y el fotógrafo Álvaro Sadas.

El acto de inauguración tuvo lugar en el mismo recinto que alberga la exposición en un acto que supuso también la apertura del programa de actividades paralelas de la duodécima edición de Cortogenial. Tal y como explicaron los artífices de la exposición, esta muestra surge en el confinamiento como una reflexión sobre el distanciamiento social del tiempo confinado o suspendido y un acercamiento al universo poético del pintor que mejor reflejó la soledad de la sociedad moderna, Edward Hopper.

El conjunto expositivo que ofrece Eva Torres reproduce con virtuosismo varios de los cuadros más significativos de la trayectoria de Hopper como Chop Suey, Sol de la mañana o Muchacha cosiendo a máquina, todos ellos con el objetivo de transmitir de la forma física más realista y fidedigna posible la obra original del autor.

En cuanto a la propuesta de Álvaro Sadas, la serie fotográfica compuesta por 10 (+1) piezas, trata de mostrar el sentir colectivo de estos tiempos pandémicos mediante el estatismo de miradas perdidas de personajes representados por el círculo cercano y afectivo del autor recorriendo distintos paisajes del degradado patrimonio industrial y urbano de Puente Genil.

Al finalizar el acto de la presentación de la exposición los asistentes presenciaron también una actuación musical que estuvo a cargo de Joaquín Rodríguez, Rodney Vázquez y Jorge Izza.