El actor José Luis Gómez se convirtió ayer en el Teatro Góngora en un juglar del siglo XXI al interpretar, solo con la compañía de una pianista, la obra Mío Cid, un espectáculo a partir del poema anónimo de tradición oral que narra las hazañas de Rodrigo Díaz de Vivar en el siglo XI: el ‘Cantar de mío Cid’. El intérprete también dirige este montaje, en el que utiliza la lengua antigua medieval, con la que devuelve al texto su verdadera naturaleza, algo que el público supo agradecer con sus aplausos.