Kiosco

Diario Córdoba

POESÍA

El dolor y la ausencia

Se trata del quinto poemario de Jacob Lorenzo editado primorosamente por la editorial toledana Cuarto Centenario

Jacob Lorenzo, tras recoger el premio nacional de poesía Eladio Cabañero. CÓRDOBA / ARCHIVO

Nieve sucia es el quinto poemario de Jacob Lorenzo (Cabra, 1982). Editado primorosamente por la editorial toledana Cuarto Centenario, le ha valido el XXIII Premio de Poesía Eladio Cabañero y con él rompe nueve años de silencio editorial, sumándose a Las hojas del laberinto (Ed. Espiral Poesía, 2004), Linterna de luciérnagas (Ed. Bajo Cero, 2005), La espalda de Jano (Algaida, 2008, Premio Internacional de Poesía Ciudad de Badajoz) y La señal (Universidad Popular José Hierro, 2012, Premio Nacional de Poesía Félix Grande).

Tanto el prólogo de Joaquín Pérez Azaústre como sendas notas de Ángeles Mora y de Juan Vicente Piqueras en la contracubierta avalan el buen hacer del poeta egabrense afincado en Lucena, donde continúa con el legado editorial del añorado Lara Cantizani -de quien toma el título del volumen- con las colecciones ‘El orden del mundo’ y ‘Costillas pero no de Adán’.

Según Pérez Azaústre, «en Nieve sucia hallamos una plenitud de la palabra como escalpelo de una biografía que nos abre la carne de hielo del poema hasta llegar al magma primigenio, nacimiento y matriz». La cercanía de la frontera de los 40 y el silencio poético de casi una década han servido al escritor para adensar su discurso a la hora de abismarse en las grietas propias y abordar temas como el paso del tiempo, la infancia, la memoria, la dolorosa conciencia de estar vivo, la muerte del padre y el sentimiento de orfandad en que queda, el deseo, el amor, la celebración del instante o la dicha de ser padre.

Para ello articula los poemas en cuatro secciones -además de una composición inicial sin título y un haiku que hace de colofón en la solapa, como es costumbre en la editorial-: «Sal negra», donde conecta las preocupaciones existenciales del sujeto poético con su exploración a través de la poesía; «Huellas en la nieve», evocación de la infancia y de la figura del padre, en la cual confluyen tanto el padre biológico como el padre literario, reconociéndose parte de una cadena vital y literaria; «Nieve nueva», definición del amor como cobijo y como acto de resistencia para recuperar la memoria; y «Sangre en la nieve», quince haikus («Todo en silencio. / Jamás oí la nieve / al derretirse»), un ‘senryus’, un tríptico a base de haikus dedicado a García Lorca y un emocionante homenaje al padre ausente que lleva por título «La casa de la luz», que comienza así: «Escribir es la nieve de la infancia / que tarda en derretirse varios hombres».

A lo largo de esta década el poeta ha encontrado un sendero propio por el que transitar, del que forma parte tanto la luz como la sombra, que él explora y alumbra con una palabra sencilla y cotidiana que deviene confidencia a media voz.

Estamos, pues, ante un libro transido por el sentimiento de orfandad en que queda el autor tras la pérdida del padre biológico y literario y cómo encuentra cobijo en la literatura y en el amor hacia la pareja y hacia la hija. Este sentimiento doloroso y angustiado es la grieta de la que nace la poesía de Lorenzo y conecta el presente libro con su recentísimo ‘Tankas del samurái’, editado por Reino de Cordelia

‘Nieve sucia’

Autor: Jacob Lorenzo

Editorial: Cuarto centenario. Toledo, 2021

Compartir el artículo

stats