En el último año, con la paralización de la pandemia, se vieron afectados muchos sectores, entre ellos el editorial y la presentación de sus publicaciones, no solo en el conjunto del país, sino también en Córdoba. La novela del galerista y marchante de arte cordobés José Carlos Bermúdez, licenciado también en Historia del Arte, sufrió este inesperado contratiempo en la presentación de su primer trabajo literario. El autor, conocido en la ciudad por su actividad profesional como galerista, debutó en la narrativa con la novela corta El hombre que ama en el sello de Mascarón de Proa de la editorial, también cordobesa, Almuzara, y que en su iniciación en el género de la narrativa ha desarrollado una temática de novela de aprendizaje o de formación, influido por sus lecturas de la literatura alemana, donde el protagonista evoluciona interiormente. El contexto de la historia se inicia en Córdoba, con un estudiante de la antigua facultad de ETEA, aún inexperto en el ámbito sentimental y que deberá ir afrontando distintas etapas en su crecimiento personal. El autor nos presenta a un joven universitario en el momento de la vida en el que se abandona la adolescencia para entrar en la edad adulta, mediante una búsqueda inconsciente, donde se deja llevar por situaciones en ese periodo de la existencia provocadas por la muerte de alguien próximo, buscando explicaciones en distintas creencias espirituales, que más que darle una respuesta provocan en el protagonista una ampliación de su conciencia.

El autor cuenta la historia con un discurso narrativo de introspección para mostrar el crecimiento interior del protagonista, su estilo indirecto recuerda en cierto modo al escritor francés Jean Echenoz, y ahonda en reflexiones por las que transita desde una concepción romántica a otra más cotidiana en sus experiencias sentimentales, que influirán en el desarrollo personal del protagonista. En la novela de José Carlos Bermúdez, El hombre que ama, se combina el viaje físico del personaje a Italia con el viaje mental en el que progresa su conciencia. La experiencia del autor como galerista tiene también, en algún momento de la novela, su reflejo en el argumento. Su conexión con las artes plásticas parece haber desembocado en una inclinación final, esta vez con la narrativa, abarcando una serie de temas como una declaración literaria de intenciones, quizá, incluso, para novelas futuras.

El hombre que ama

Autor: José Carlos Bermúdez.

Editorial: Mascarón de Proa. Córdoba, 2021.