Kiosco

Diario Córdoba

SEQUÍA

La obra del trasvase a Sierra Boyera costará 5,7 millones de euros

Durará cuatro meses y no estaría lista para cuando el norte de Córdoba se quede sin agua | Las confederaciones hidrográficas del Guadiana y el Guadalquivir ya han solicitado la actuación de emergencia al Ministerio para la Transición Ecológica

Vista del embalse de Sierra Boyera, en una imagen reciente. RAFA SÁNCHEZ

Los trabajos de emergencia para trasvasar agua del embalse de La Colada al de Sierra Boyera y abastecer a unos 70.000 vecinos del norte de Córdoba costarán en torno a 5,7 millones de euros y durarán cuatro meses, de acuerdo con lo planteado en la memoria técnica elaborada por la empresa Idom para Emproacsa, la sociedad que suministra agua a la mayor parte de la provincia.

El documento fue remitido a la Subdelegación del Gobierno y a las confederaciones hidrográficas del Guadiana (La Colada) y del Guadalquivir (Sierra Boyera) el jueves pasado. Los plazos contemplados para la ejecución de esta actuación indican que no estaría lista a finales del próximo octubre, cuando se estima que el norte de la provincia se quedaría sin agua, sino que podría concluir antes de que finalice el año.

La memoria técnica sirve de base para el proyecto de la obra, ya que recoge las acciones a realizar, y con ella se trabaja también para la declaración de la emergencia. De este modo, la Subdelegación del Gobierno ha informado de que el viernes pasado fueron emitidos, por parte de ambas confederaciones, los informes en los que se solicita la actuación de urgencia a la Dirección general de Aguas del Ministerio para la Transición Ecológica (que es quien financia el proyecto).

Una vez que se declare, se liberarán los fondos y comenzarán las obras, con la ventaja de que, al tratarse de una intervención de estas características, se acortan los sistemas de licitación y adjudicación.

La Subdelegación y Emproacsa han admitido que, por el momento, se desconoce cuándo podrían comenzar los trabajos, pero desde la primera señalan que ya «está todo listo» por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que es el organismo que los ejecutará, y cuando Transición Ecológica declare la emergencia la obra empezará «en cuestión de días».  

En líneas generales, la actuación principal implica el aprovechamiento de la canalización ya existente de La Colada a Sierra Boyera (realizada por la Junta de Andalucía) y la ejecución de un sistema de extracción de agua flotante; se establecerá un sistema de bombeo, alimentado por generadores eléctricos, y se terminará el tramo que falta hasta llegar a Sierra Boyera, que son unos 700 metros de tubería, para verter allí el agua. Esta actuación conlleva, además, otras intervenciones de menor calado. 

El proyecto beneficiará a alrededor de 70.000 vecinos del norte de Córdoba que podrían tener dificultades para acceder al suministro de agua en los próximos meses.

Emproacsa reclama comenzar «cuanto antes»

La Diputación encargó la memoria técnica de esta obra de urgencia a Idom, la misma empresa que está desarrollando la solución definitiva del trasvase para la Junta de Andalucía. Cabe recordar que la intervención del Gobierno regional está prácticamente finalizada, pero quedó suspendida pese a que en septiembre del año pasado se formalizó el contrato para su terminación.

El presidente de Emproacsa, Esteban Morales, explicó ayer que la memoria remitida ahora al Gobierno central «es la solución que se nos da técnicamente». Este responsable admitió que «nos hubiese gustado» tener el proyecto ejecutado «un poco antes», e instó a «comenzar cuanto antes (los trabajos) para que el agua esté garantizada lo más pronto posible». 

En esta línea, recordó que «la previsión es que hasta finales de octubre pudiera haber agua en el norte» y también mostró su confianza en conseguir que el abastecimiento se pueda prolongar durante más tiempo gracias a las medidas de ahorro «y con alguna lluvia que esperamos en el otoño». 

Esteban Morales apuntó que, posiblemente, la declaración de emergencia de la conexión provisional de La Colada y Sierra Boyera «será vista en el Consejo de Ministros» y barajó la posibilidad de que los trabajos puedan estar concluidos a finales de año. «Esperamos que las obras estén un poco antes del 2023 y que no haya habido que tomar medidas drásticas de cortes definitivos», manifestó.

«La Junta de Andalucía nos dice que hasta finales del 2023 no estará su obra (la solución definitiva), con lo cual esta medida, independientemente de que llegue a tiempo o no para que no se produzca ningún corte, sí va a garantizar que el próximo verano no estaremos en esta situación», valoró.

Los embalses están al 19% de su capacidad

El presidente de Emproacsa hizo hincapié en que «estamos en emergencia por sequía. En el norte tenemos el problema del que estamos hablando, en la parte oriental, la confederación aprobó unas obras de emergencia que esperemos que alivien la situación, como es el bombeo del Guadalquivir a El Arenoso, y en el sur estamos también con el control de la disminución del 10% (del suministro), intentando que las grandes poblaciones como Lucena y Puente Genil se estabilicen y no tengan que mantener los cortes de agua», detalló. 

Acerca de estos cortes de los últimos días, explicó que «vienen motivados por una avería o porque los consumos son superiores a la dotación y se están bebiendo las reservas». Así, comentó que Baena «se quedó sin agua en el depósito», mientras que «lo mismo ocurrió en Montalbán, y en Puente Genil y Lucena llevamos prácticamente diez días con cortes en barrios o bajadas de presión en toda la ciudad, como es el caso de Lucena, que al final devienen en cortes». 

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir apunta que los embalses cordobeses han iniciado agosto al 19% de su capacidad y están rozando los 654 hectómetros cúbicos almacenados. Se trata, prácticamente, de la mitad del agua que tenían en agosto del año 2019, cuando estaban al 36% con 1.227 hectómetros cúbicos. 

Ultiman la cesión de instalaciones

El delegado territorial de Agricultura en Córdoba, Juan Ramón Pérez, afirmó ayer que la Junta de Andalucía ha enviado en los últimos días a Emproacsa (la empresa que suministra agua a la mayor parte de la provincia) un borrador de propuesta de acta de entrega de las obras que ya ha realizado para conectar el embalse de La Colada con el de Sierra Boyera.

La cesión tiene por objeto permitir el aprovechamiento de estas instalaciones para el trasvase de emergencia que realizará el Gobierno central, con el que pretende evitar que unos 70.000 residentes del norte de la provincia se queden sin agua. 

El presidente de Emproacsa, Esteban Morales, confirmó ayer que «recibimos una carta, pero no hemos hecho la entrega formal» y precisó que «estamos discutiendo jurídicamente el concepto». Así, explicó que «le pedimos la cesión temporal y ellos quieren que sea una cesión total, y que cuando concluyamos la obra se la volvamos a entregar».

Por su parte, el delegado de Agricultura detalló que su propuesta se justifica en que no se puede realizar una cesión temporal. «Como esa obra se quedó paralizada en el 2009, no hay un director de obra. Por prevención de riesgos laborales y por ley lo que sí procedía es hacerle entrega del tramo que ellos van a usar. Nosotros nos comprometemos a que del resto de la instalación que ellos no necesitan vamos a terminar las obras que faltan. Es el proyecto en el que la Junta está trabajando», recordó.

El borrador enviado a Emproacsa detalla que ya se han ejecutado 26,5 kilómetros de tubería de 27 previstos y otras intervenciones como el depósito de agua localizado en El Cuartanero. También apunta las deficiencias que habría que subsanar para utilizar la instalación. 

Compartir el artículo

stats