La defensa de la mujer de 62 años que ingresó en prisión provisional como acusada de un incendio intencionado ocurrido en Aguilar de la Frontera, en julio del 2020 y en el que murió una mujer denuncia que se haya impedido su "excarcelación", a pesar de encontrarse en un "gravísimo" estado de salud. Todo parece indicar, precisa, que a la mujer le queda poco tiempo de vida.

Desde un primer momento, como explica la defensa, se aportaron informes sobre el estado de salud de la defendida, afectada por problemas de corazón. Sin embargo, a día de hoy, "sigue en prisión", aunque recientemente fue ingresada, indican, en la UCI y, más tarde, pasada a planta, donde se encuentra con su familia. Antes, hace unos 10 días, se llevó a cabo su traslado al centro penitenciario de El Puerto de Santa María (Cádiz).

Una vez en la prisión gaditana, aseguran las mismas fuentes, el equipo médico interno pidió su "excarcelación" al Juzgado de Aguilar de la Frontera. Las peticiones previas, aclaran, fueron recurridas. Ahora, sin embargo, permanece ingresada en un hospital de la provincia de Cádiz.

Acusada de incendio intencionado

Los hechos acaecieron en la madrugada del 9 de julio de 2020, cuando se produjo un incendio en una vivienda de la localidad de Aguilar de la Frontera, en el que falleció una mujer, mientras que los otros tres convivientes fueron rescatados con heridas.

La investigación, que contó con el trabajo del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Puente Geni y el apoyo del equipo de Investigación de Incendios de la Zona de la Guardia Civil de Andalucía, permitió averiguar que habría sido la detenida quien dio inicio al fuego en una de las ventanas de la planta baja de la casa de la mujer fallecida.

El juez decretó el ingreso en prisión de la mujer a la que la Guardia Civil detuvo este viernes en la localidad como supuesta autora de un delito de incendio intencionado con riesgo para las personas, con resultado de una persona fallecida y otras tres heridas.