Kiosco

Diario Córdoba

nuevos hallazgos en la fortaleza

La última excavación alcanza la cota original del acceso al castillo de Dos Hermanas

Está prevista una nueva fase de intervención en el antiguo fortín de Montemayor, que es Bien de Interés Cultural

Los trabajos de excavación apuntan a un castillo con un sistema defensivo muy potente. REYES

El Ayuntamiento de Montemayor continúa con el proceso de reconstrucción del castillo y recinto amurallado de Dos Hermanas, protegido como Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento del Patrimonio Histórico Español.

La última excavación que se ha llevado a cabo para el acceso a las caballerizas del castillo de Dos Hermanas ha completado las ya acometidas en años anteriores, pudiendo acceder a la cota original del arco de acceso al recinto fortificado, a su plaza y, desde ella, a las caballerizas. Asimismo, se está documentando la existencia de una cocina junto al lienzo este.

El arquitecto restaurador José Manuel Reyes explica que en el espacio de las caballerizas «se pudo documentar un hogar, correspondiente a la fase de abandono, el siglo XV», del que se han recuperado muestras de carácter orgánico, entre otras semillas de cereal, que van a ser objeto de análisis en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En cuanto a las piezas encontradas, cabe destacar el hallazgo de varias monedas y diverso material cerámico que deberá ser estudiado y valorar su reintegración. En concreto, se trata de un fragmento de escudilla, procedente de Manises, de loza azul y dorada, de 1410-1440. Un fragmento de inscripción con letras góticas en azul cobalto con la expresión «Ave María».

Fragmento de escudilla que se ha encontrado. REYES

Sobre la cocina explica que se ha encontrado en la parte de las caballerizas, por lo que su uso está relacionada con ellas. Respecto al suelo del «hogar», las cenizas se van a conservar para intentar entender la última vida en el castillo.

Un silo de trigo

El arquitecto restaurador José Manuel Reyes adelanta que también hay un gran silo de trigo pendiente de fechar y de documentar la profundidad total, cerca de las caballerizas. Añade que los trabajos que se han realizado en los últimos años apuntan a un castillo con un prominente sistema defensivo, posiblemente debido a la situación geográfica, una zona muy fértil pero débil defensivamente y que suplía con un sistema de murallas y torres muy potentes.

Esta intervención se ha hecho con inversión municipal pero en unos días dará comienzo una nueva fase de excavación junto a la muralla noreste que cuenta con una subvención de la Diputación. José Manuel Reyes dirige los trabajos de excavación y consolidación junto con el arqueólogo Antonio Moreno.

Para el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Montemayor, Antonio Soto, «trabajar en Dos Hermanas desde la primera fase que acometimos en el 2016 siempre supone una sorpresa y un nuevo descubrimiento». Señala que a medida que la excavación avanza, «nos vamos dando cuenta de que tenemos un tesoro enterrado en nuestra campiña, piedras centenarias que vuelven a ver la luz y a mostrarnos la vida, la grandeza y los avatares de los que nos precedieron». Tras las últimas intervenciones que se han llevado a cabo, Antonio Soto confía en «dar a conocer este tesoro escondido que nos muestra de dónde venimos», reafirmando así la «apuesta decidida» del Ayuntamiento de Montemayor por su patrimonio histórico como motor de desarrollo cultural y social de la localidad.

Compartir el artículo

stats