Kiosco

Diario Córdoba

Reportaje

Relevo en el campo

La nueva Asociación de Agricultores de Baena y Albendín ha logrado reunir a unos 200 socios en apenas dos años

Ana María Serrano, Ana Villén, Carlos Arrebola, José Antonio Pérez, David López, Francisco Casani, Luis Lizana y Francisco Garrido. M. ARIZA

Uno de los retos del campo andaluz es asegurar el relevo generacional para garantizar la competitividad del sector. En Baena y Albendín ese reto se ha superado, y prueba de ello es la creación de una nueva asociación de agricultores, que nació a raíz de las manifestaciones de febrero del 2020. Su principal objetivo es servir como enlace entre el agricultor y las distintas administraciones. Son jóvenes preparados que conocen los problemas que afrontan cada día y reivindican mejoras para su medio de vida del que dependemos todos. 

Trabajan en el campo «por vocación, nos gusta el campo y estamos vinculados a él por arraigo familiar y seguimos con la labor de nuestros abuelos y padres, pero innovando en lo que podemos», señala el presidente del colectivo, José Antonio Pérez. La asociación ha crecido en estos dos años hasta llegar a los 200 socios. Carlos Arrebola explica que son los propios agricultores los que «nos van diciendo cuando se encuentran un camino en mal estado y nosotros somos el enlace para comunicarlo al Ayuntamiento y a los distintos partidos políticos». Francisco Cassani añade que «nos ocupamos de los problemas diarios del agricultor y se lo trasladamos a la autoridad competente». 

Son jóvenes, preparados y conocen bien el sector, en el que quieren innovar

decoration

ntre sus principales preocupaciones está el arreglo de caminos y los puntos de captación de agua. Sin embargo, están «decepcionados» por la poca inversión que hay en un sector primordial. Un ejemplo lo pone Arrebola: «Cuando comenzamos este año los tratamientos fitosanitarios ninguno de los tres puntos de llenado funcionaba». Ana Serrano añade que en Albendín hay un punto de agua y también ha tenido problemas. Sí han conseguido un nuevo punto en el Puente Piedra, que está ya en proceso administrativo. 

Luis Lizana insiste en que el principal problema de Baena y Albendín son los caminos. Se arreglan muy pocos, a lo que se suma la falta de mantenimiento. Sin olvidar, afirma Garrido, los caminos que no son de titularidad de nadie, ni del Ayuntamiento, ni la de Diputación ni de la Junta, y «también necesitan arreglo y mantenimiento». 

Por todo esto, piden que en el presupuesto municipal se incrementen partidas. Pérez afirma que han propuesto que el 100% del IBI rústico de Baena fuese destinado a las necesidades de los agricultores. Otra de sus peticiones, en la que dicen que todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo, es en la creación de una guardería rural, pero no se ha hecho nada. Reclaman que en cada puesto de compra haya una patrulla de la Guardia Civil porque saben dónde va la aceituna robada. Arrebola explica que «van rebuscando detrás de nosotros cuando vamos echando herbicida y ese aceite no es apto para el consumo porque es tóxico, pero al final se comercializa». Pérez insiste en que «igual que hay un guarda para urbanismo, que lo haya para el sector agrario».

«Todos los puntos de captación de agua han dado problemas debido a la falta de mantenimiento»

decoration

La asociación también ha propuesto que se destinen dos cuadrillas del PFEA, que son profesionales agrícolas, al mantenimiento de cunetas y al desbroce.  

Este abandono que dicen sentir afecta a todas las administraciones, porque al Ministerio de Fomento le reclaman la limpieza de las vías de servicio de la variante. Entre sus reivindicaciones también se encuentra la formación con un nuevo ciclo formativo. Sobre el Consejo Local Agrario, continúan esperando. 

Se quejan de la movilidad por Baena tras las obras, porque los obligan a ir por zonas residenciales y escolares, y piden algún acceso para poder cruzar Baena y no tener que salir a la variante, porque «vamos en contra de la huella de carbono, hacemos más kilómetros y contaminamos más». 

Decepcionados, están a la espera de que los políticos los apoyen en esta apuesta que han hecho por el campo, por ser el tan reclamado relevo generacional. 

Compartir el artículo

stats