La iglesia se encuentra en Villanueva del Duque

Alcaracejos traslada a la Virgen de Guía desde su ermita hasta el pueblo

Permanecerá en la localidad hasta el Domingo de Resurrección

Comitiva de la hermandad, ayer en Alcaracejos.

Comitiva de la hermandad, ayer en Alcaracejos. / RAFA SÁNCHEZ

La Virgen de Guía ha llegado este jueves a Alcaracejos en una jornada festiva en la localidad y que comenzó a primera hora de la mañana con el toque de quedada del tamborilero a los hermanos.

Manteniendo las tradiciones, la comitiva de la hermandad, que tiene origen castrense, con el niño que hace la función de criaíllo, y autoridades se han desplazado a la ermita, situada en Villanueva del Duque, para recoger a la patrona y trasladarla a la localidad en sus andas.

Antes de partir para Alcaracejos ha tenido lugar una misa en el santuario presidida por el párroco, Carlos Morales, que ha puesto de relieve cómo todas las tradiciones que se llevan a cabo en estas fiestas "expresan el amor que le tenemos a la Virgen de Guía, a la que acudimos como madre en muchos momentos en la que la necesitamos". La eucaristía estuvo cantada por la coral Nuestra Señora de Guía y a la misma asistieron el alcalde, José Luis Cabrera, y miembros de la Corporación municipal.

Numerosos vecinos esperaban la llegada de la patrona, que, pasada la una del mediodía, entraba en la localidad y era trasladada a la parroquia de San Andrés, en la que se va a llevar a cabo la novena en su honor desde este viernes.

El párroco muestra a los fieles la imagen de la Virgen en la parroquia de San Andrés.

El párroco muestra a los fieles la imagen de la Virgen en la parroquia de San Andrés. / RAFA SÁNCHEZ

La Virgen de Guía es la patrona de Alcaracejos y es compartida con los pueblos de Hinojosa del Duque, Dos Torres, Fuente la Lancha y Villanueva del Duque, en cuyo término se encuentra la ermita.

Por esta característica de compartida, existe una reglamentación especial que señala derechos y deberes de cada uno de los municipios, así como los días que corresponde estar en cada parroquia. En Alcaracejos le corresponde estar desde el día 24 de febrero hasta el Domingo de Resurrección. Marcaba el reglamento que al traerla al Alcaracejos debía de estar dentro del término antes de las doce horas solares y al llevarla deberá estar también en la ermita a las doce horas solares.