HA CAMBIADO DE ETIQUETA TRAS SER REHABILITADO

La ermita de Consolación de Bujalance deja la Lista Roja de Patrimonio

El recinto religioso fue restaurado en abril del año 2019

Estado actual de la ermita de la Consolación de Bujalance.

Estado actual de la ermita de la Consolación de Bujalance. / ESCAMILLA

José Escamilla

José Escamilla

La Asociación Hispania Nostra ha sacado de la Lista Roja de edificios históricos en grave riesgo de conservación, a la ermita de Consolación de Bujalance, para incluirla en la Lista Verde. Aunque lo hace con retraso, ya que la ermita está restaurada desde abril del 2019, y en ella se han realizados diferentes actos culturales, como exposiciones, charlas, entrevistas e incluso bodas civiles.

Así, la ermita de Consolación, que desde el 2015 estaba en la Lista Roja ha sido recuperada, así como su entorno, para el patrimonio histórico y monumental de Bujalance, como equipamiento cultural y social, algo muy demandado por los bujalanceños y que se une a la lista de monumentos de interés turístico de la localidad. El edificio que data del año 1610, es de planta rectangular y bóveda de cañón rebajado. Los vanos entre nervios muestran una decoración sencilla con motivos geométricos. Las pechinas presentan rica yesería y escudos. La hornacina central está adornada con decoración polícroma, cuya imagen central, muy deteriorada, pudiera mostrar a la Virgen de Consolación.

Esta construcción que estaba llamada a desaparecer, ha recuperado todo su esplendor, gracias a la donación privada de los propietarios, la familia Caro Leña a favor del Ayuntamiento en el año 2017 y la intervención de las áreas municipales de Cultura y Obras y Diputación Provincial.

Las obras realizadas han reparado el inmueble, conservando su estética, respetando su valor histórico y dotándola de una nueva funcionalidad que sea compatible con sus elementos y valores originales, de conformidad con los requerimientos que impone el Plan Urbanístico. Se invirtieron un total de 107.192 euros, a través del Programa de Protección y Conservación de Bienes-Histórico-Artísticos de la Delegación de Cultura y de Proyectos de Inversiones Financieramente Sostenibles, más la aportación municipal.

En esta obra, se han reparado los elementos constructivos del edificio, con el recalce de sus muros, su restauración, limpieza y consolidación. El derribo y reposición completa de sus cubiertas gravemente deterioradas y en situación de ruina y concluyendo con las actuaciones de acabado, restituyendo cornisas, carpintería y revocos exteriores, pintura, iluminación interior y exterior, climatización y para medios audiovisuales.

El concejal de Cultura y Patrimonio, Toni Pavón, nos señala que “hoy es un día muy importante para la historia y la recuperación del patrimonio de Bujalance. Después de muchos años y un esfuerzo de titanes, nuestra restaurada antigua Ermita de Consolación ha salido de la Lista Roja de Patrimonio, que fue uno de los primeros objetivos de la anterior legislatura”.

Continúa, “Os aseguro que no fue un camino fácil, aunque ahora es una realidad visible. Este hecho supone una enorme alegría, por el que ha sido felicitado el Ayuntamiento, que se le ha señalado como ejemplo de recuperación de patrimonio, lo que es todo un orgullo para Bujalance”.