MONUMENTO

Un monolito recuerda a las víctimas del franquismo en Fuente Carreteros

Es obra del artista colono José Balmón y una iniciativa de Haciendo Camino

José Balmón, José Manuel Pedrosa y Ramón Hernández, junto al monolito.

José Balmón, José Manuel Pedrosa y Ramón Hernández, junto al monolito. / E. GUZMÁN

Evaristo Guzmán

Evaristo Guzmán

En la confluencia de las calles República Española y Nueva Generación de Fuente Carreteros luce ya el monumento titulado Sin memoria no hay futuro, que en nombre de la sociedad carretereña rinde homenaje a la dignidad de todas las personas que fueron represaliadas por el régimen franquista y muy especialmente a los vecinos de la localidad que perdieron la vida en defensa de la libertad.

El homenaje se hace extensivo a todas las víctimas anónimas que durante años arrastraron las consecuencias de la represión, el dolor por la pérdida de sus seres queridos, la humillación y el exilio, y que durante mucho tiempo quedaron ocultas.

La escultura, cuyo entorno se acondicionará con plantas, flores y bancos, pretende ser un espacio de convivencia, reflexión y pedagogía sobre los hechos acaecidos antes, durante y después de la Guerra Civil, pero también de motivación para construir y levantar un futuro mejor, de ahí que su parte superior esté inacabada simbolizando dicho objetivo.

Así lo explicó su autor, el escultor colono José Balmón: «Es una obra contra el olvido y de homenaje a nuestros abuelos, a su coherencia, a su entrega, a su lucha, que es la nuestra; pero también es un llamamiento a recoger su bandera y a seguir su ejemplo». El monolito es una iniciativa de la Asociación Cultural Haciendo Camino acogida por el Ayuntamiento y subvencionado por la Diputación con ayudas a la memoria democrática.