REPORTAJE

Patatas Moyano, de freír en su casa de Pozoblanco, al Mercadona

Moyano elabora unas patatas tradicionales con una receta exclusiva para este gigante de los supermercados de España | Está presente en más de 400 tiendas de sus bloques logísticos de Antequera, Huévar y Canarias

Varios operarios empaquetan las bolsas transparentes de patatas elaboradas en Pozoblanco.

Varios operarios empaquetan las bolsas transparentes de patatas elaboradas en Pozoblanco. / CASAVI

Rafael Castro

Rafael Castro

Las exigencias de los clientes de Mercadona, unidas a la experiencia y excelencia de elaboración de Patatas Moyano, han dado como resultado unas patatas fritas tradicionales únicas que, bajo la marca de Hacendado, se pueden adquirir en cualquiera de las 28 tiendas que esta compañía de alimentación tiene en la provincia de Córdoba. 

Para conocer el proceso de elaboración de este producto hay que visitar la fábrica de Moyano, en Pozoblanco, donde su gerente, Juan Moyano, afirma que «hemos elaborado unas patatas que se adecuan a lo que el cliente de Mercadona quiere». 

Túnel de fritura

Estas patatas se fríen a través de un túnel que solo se utiliza para los supermercados de Mercadona, con una receta exclusiva que ha sido el resultado de una cata a ciegas. En él se sigue siempre la misma técnica (lavado, pelado, cortado y, de nuevo, lavado, para posteriormente freírse durante unos 3 minutos). Con ello se logra que la patata sea muy crujiente, tenga menos grasa que otras elaboradas mediante otros procesos y mantienen mejor su sabor, «por lo que el producto consigue estar mucho más rico durante más tiempo», añade Cristina Montero, especialista en patadas fritas de Mercadona.

Moyano ha sido la marca a nivel nacional que ha conseguido dar exactamente con la receta que en una cata a ciegas se eligió como «la mejor patata», no solo por sabor, sino también por tamaño, color y textura. Cristina Montero añade que «el jefe -el cliente- quiere encontrar en nuestros lineales una patata muy rica, en su punto de sal, con sabor equilibrado entre patata y aceite bueno, con textura fina y crujiente, con un buen color amarillo, sin patatas quemadas ni defectos; en definitiva, una patata siempre muy buena». Desde el año 2018, Moyano es proveedor especialista de Mercadona para elaborar este tipo de patatas fritas de receta tradicional Hacendado, que surte a más de 400 tiendas de los bloques logísticos de Antequera (Málaga), Huévar (Sevilla) y Canarias.

33 Lineal 8 Bolsas de patatas en el establecimiento de Mercadona de Pozoblanco.

Bolsas de patatas en el establecimiento de Mercadona de Pozoblanco. / CASAVI

De hecho, la empresa pozoalbense ha sido la que ha conseguido, gracias a sus instalaciones y conocimiento, lograr este tipo de patata frita, mediante un proceso de elaboración diferente a las demás y con otra receta que está teniendo una magnífica respuesta entre los amantes de este aperitivo. La relación entre la cadena de supermercados y este fabricante crea un binomio «perfecto», ya que Moyano aporta a Mercadona un producto de máxima calidad.

La especialización de sus proveedores es la máxima de Mercadona, buscando el mejor fabricante que satisfaga las necesidades de sus clientes, desarrollando un surtido eficiente, que en el caso de Moyano ha permitido a la compañía de supermercados ofrecer un producto único nacido de la experiencia de lo que hoy se denomina «coinnovación» con el cliente, al que se le escucha constantemente para, en colaboración con el proveedor, alcanzar la plenitud de un artículo desde la experiencia del jefe (consumidor).

33 El producto 8 Cadena de producción.

El producto | Cadena de producción. / CASAVI

Moyano es una empresa familiar que actualmente está liderada por la tercera generación y que está dedicada a la fabricación de patatas fritas artesanas de la máxima calidad.

Los orígenes de la empresa cordobesa se remontan a los años sesenta del pasado siglo, en la actividad iniciada por el abuelo de los actuales propietarios, Juan Moyano, quien empezó con el negocio friendo patatas en casa y vendiéndolas en el municipio, hasta llegar hoy a más de 400 tiendas que tiene la empresa Mercadona.

Esta relación entre Mercadona y Moyano ha propiciado, además, el aumento de la plantilla de la firma cordobesa, que además ha sabido conectar con las exigencias del embalaje de las patatas en dos bolsas trasparentes insertadas en una bolsa común, donde el producto se mantiene en perfecto estado de calidad para que el consumidor pueda degustarlas con todo su sabor.