LA DIPUTACIÓN LO NOMBRA HIJO PREDILECTO DE LA PROVINCIA A TÍTULO PÓSTULO

Córdoba salda su deuda con el exiliado Juan Romero Romero

Luchó en el bando republicano, contra el nazismo y fue recluido en Mauthausen

Córdoba salda su deuda con el exiliado Juan Romero Romero

Córdoba salda su deuda con el exiliado Juan Romero Romero

Rafael Valenzuela

Rafael Valenzuela

La provincia de Córdoba ha saldado esta mañana una deuda moral e histórica con Juan Romero Romero, el último superviviente (hasta el pasado mes de octubre) español del campo de concentración de Mauthausen y que era natural de Torrecampo. Romero ha recibido el nombramiento de Hijo Predilecto de la Provincia de Córdoba a título póstumo, en un acto celebrado en la Diputación y telemáticamente en Ay-Champagne (Francia); y que ha contado con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la cónsul general de Francia en Madrid, Marie Christine Lang, además del presidente de la Diputación, Antonio Ruiz y el diputado de Memoria Democrática, Ramón Hernández. En Francia seguían el acto hijos y nietos del ya Hijo Predilecto.

En el acto, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo Calvo, puso de manifiesto que no solo se honraba a Juan Romero, sino a todos los que pasaron por ese calvario y "nos honra a todos como país". Calvo indicó que recuperar la memoria de todos estos españoles debe servir para que nunca más "un joven de 17 años salga de su tierra para empuñar armas para luchar por la libertad y la democracia".

Durante la ceremonia, se ha glosado la luchadora vida de Juan Romero, que a los 17 años formaba ya parte del ejército que luchó contra el levantamiento fascista, participando en las más importantes batallas de la contienda civil, para pasar más tarde a Francia. Allí, además de pasar por los campos de refugiados del sur el país, se alistaría en la resistencia y luchó contra la invasión nazi, para acabar recluido en Mauthausen, de donde tuvo la fortuna de salir en mayo de 1945, cuando la instalación fue liberada por el ejército aliado.

Córdoba salda su deuda con el exiliado Juan Romero Romero

Córdoba salda su deuda con el exiliado Juan Romero Romero

La vicepresidenta Calvo, junto al presidente de la Diputación, saluda al alcalde de Córdoba, José María Bellido, y a la cónsul general de Francia en Madrid. Foto: CHENCHO MARTÍNEZ

Todas las autoridades participantes han puesto de manifiesto que, aunque llega tarde, porque el homenajeado falleció en octubre a los 101 años de edad, se hacía justicia con su figura y con todos los españoles que sufrieron la represión, el exilio y las consecuencias de luchar por la democracia ante regímenes totalitarios. Se reconoció de Romero su humildad, al haber combatido toda su vida contra la injusticia sin pretender más beneficio que la libertad colectiva y la democracia.

El presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, indicó que aunque Romero no se considerara como tal "fue un auténtico héroe porque luchó con la esperanza de vivir algún día en democracia". Añadió que Francia y España tienen mucho que reconocer a todos aquellos españoles que tuvieron que salir de una guerra en su país para sumarse a otra en su tierra de acogida. A juicio de Ruiz, el acto de este viernes pretende, "reparar, rehabilitar y dignificar a los que sufrieron la represión del régimen franquista.

Por su parte, Ramón Hernández ha señalado que con este reconocimiento a Juan Romero se quiere también "sacar de la penumbra" una parte de nuestra historia que ha sido "borrada" durante décadas por el fascismo. Hernández incidió en la idea de que "llegamos tarde para devolverle a estas personas el lugar que les corresponde. Se lo debemos como sociedad y como demócratas", ha señalado.

En el acto también han participado el autor de un reportaje sobre Juan Romero, titulado La niña que sonríe cada noche a Juan Romero, Carlos Hernández; y el presidente de la Asociación Amical Mathausen, Enric Garriga, quienes consideraron una obligación de la sociedad seguir luchando para que no se repitan episodios históricos como los vividos por el protagonista del acto.

El diploma que reconoce la condición de Hijo Predilecto y la Medalla de Oro de la Provincia para Juan Romero ha sido recogido, en nombre de la familia, por la cónsul general de Francia en Madrid, Marie-Christine Lang, quien indicó que con esta distinción se "recompensa el pasado glorioso de un hijo de la provincia de Córdoba y reconoció la dignidad de todos los exiliados españoles, que, pese a vivir dos guerras, "nunca se desanimaron en su combate por la libertad".