ECONOMÍA

La reforma laboral dispara los despidos conflictivos en Córdoba

El Centro de Mediación recibe seis casos a diario y una mayoría de los asuntos finaliza sin acuerdo

UGT y CCOO destacan el aumento de las salidas por motivos disciplinarios, sin indemnización

Los juzgados cordobeses ingresan 1.099 demandas de despido hasta septiembre, un 20% más anual

Los líderes de CCOO y UGT en Córdoba, Marina Borrego y Vicente Palomares respectivamente, atienden a los medios durante una protesta laboral, en una imagen de archivo.

Los líderes de CCOO y UGT en Córdoba, Marina Borrego y Vicente Palomares respectivamente, atienden a los medios durante una protesta laboral, en una imagen de archivo. / MANUEL MURILLO

Pilar Cobos

Pilar Cobos

Más despidos presentados ante el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación, y más asuntos que finalizan sin acuerdo entre empresas y trabajadores. Esta es la tendencia registrada en el CMAC en los últimos años en Córdoba, donde se ha detectado mayor conflictividad en las extinciones de los contratos. Los sindicatos UGT y CCOO señalan que una de las causas de esta situación es el aumento de los despidos disciplinarios, que no tienen indemnización, y apuntan que podrían estar utilizándose de forma fraudulenta para terminar las relaciones laborales en el marco de una normativa, la última reforma, que tiene como principal objetivo extender la contratación indefinida.

Las cifras de la delegación territorial de Empleo indican que, en lo que va de año, el CMAC está recibiendo seis casos de despido cada día, los mismos que en 2022, cuando subieron un 22% respecto a 2021. Así, hasta octubre ha contabilizado 1.962 asuntos de este tipo, mientras que durante el ejercicio pasado fueron un total de 2.202. 

Además, los expedientes que terminan sin acuerdo son mayoría. Hasta el pasado octubre han finalizado sin avenencia 700 despidos en Córdoba, pese a la labor de mediación. En otros 689 sí se ha llegado a una conciliación. La situación ha sido similar en años anteriores, pero los conflictos crecen. En 2022, las salidas donde no se alcanzaron acuerdos entre trabajadores y empresas fueron 881, casi un 20% más que el año anterior, y en 2021 ya se incrementaron un 34% anual, llegando a 737 despidos sin avenencia en el CMAC. 

Empleo recuerda que en los asuntos relacionados con despidos, extinciones de contrato, reclamaciones de cantidad, declarativas de derechos y sanciones con despido es necesario acreditar que se ha intentado solucionar el conflicto en el CMAC antes de plantear una demanda ante la jurisdicción Social. De esta forma, el CMAC gestiona los casos individuales y el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) se dedica a los relacionados con convenios colectivos. No obstante, desde 2009 también asume reclamaciones individuales como las relacionadas con la modificación sustancial de condiciones de trabajo y las reducciones de jornada. 

El informe sobre los conflictos individuales atendidos en el Sercla hasta octubre recoge 66 expedientes en Córdoba que afectan a 70 trabajadores. Un 75% ha finalizado sin acuerdo.

Más demandas

Como consecuencia de estos desacuerdos entre empresas y trabajadores, la actividad en los tribunales también se ha disparado. La información del Consejo General del Poder Judicial señala que los juzgados de Primera instancia y de Primera instancia e Instrucción cordobeses han ingresado en el tercer trimestre 506 demandas de despido, un 53% más que en el mismo periodo de 2022. En lo que va de año, estos órganos han recibido un total de 1.099 demandas de despido, un 20% más que entre enero y septiembre del año pasado. 

El secretario de Acción Sindical de UGT, Jaime Sarmiento, afirma que este sindicato y CCOO reivindican al Gobierno de España «continuar ampliando o recuperar derechos sociales, y tapar ciertos agujeros que tiene la reforma laboral. Ha sido un paso adelante, pero se han incrementado los despidos, sobre todo, en 2022 y también este año», admite. 

Jaime Sarmiento explica que, ante la extensión de los contratos indefinidos, algunos empresarios «están usando ciertas trampas» para cesar a los trabajadores como el despido disciplinario, que no tiene indemnización, y la extinción de la relación en el periodo de prueba. Este responsable sindical reclama incrementar la indemnización por despido improcedente de 33 a 45 días y «taponar el uso, que entendemos fraudulento, de los despidos por causas disciplinarias y en periodo de prueba. Además de (taponar) el aumento de los despidos». 

Evitar el juicio

En la misma línea, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Aurelio Martín, confirma el aumento de los despidos por causas disciplinarias, «personas que llevan años trabajando y no han tenido problema, y de repente los amonestan y los despiden», explica. También señala que este sindicato está conociendo despidos por causas objetivas (como las pérdidas económicas) que no están justificados. 

Sobre la falta de avenencia en el CMAC, el secretario de Acción sindical de CCOO explica que «las empresas no están intentando llegar a ningún acuerdo», mientras que «con la gente a la que representamos vamos al juzgado porque entendemos que los despidos son improcendentes o nulos, o porque se puede mejorar la indemnización. En la mayoría de los casos ni siquiera llega a celebrarse el juicio, porque se llega antes a un acuerdo», precisa.

El 81% es un profesional especializado

Las personas despedidas cuyos casos han llegado al Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CMAC) en los últimos años son mujeres en alrededor de un 40% de las ocasiones. Además, casi la mitad de los trabajadores afectados tiene entre 40 y 54 años de edad.

La información facilitada por la delegación territorial de Empleo indica que la mayoría de los despedidos están especializados y, de hecho, el porcentaje ha ido creciendo en los últimos años. En 2020 fueron el 63% de quienes perdieron el empleo; en 2021, el 76%, y en 2022 la cifra se elevó hasta el 81%.

En cuanto al tiempo que estas personas habían estado contratadas, en el 38% de los casos llevaban entre 1 y 5 años en la empresa, pero casi una tercera parte de los despedidos (el 30%) trabajaba en ese negocio desde hacía más de una década. 

Las actividades económicas principales donde se han registrado estos conflictos son el transporte terrestre y por tubería, los servicios de bebidas y comidas, y los servicios a edificios y de jardinería.

Por otra parte, desde la Junta de Andalucía detallan que en lo que va de año se han negociado 10,6 millones de euros en el CMAC; en 2022 fueron 14,9 millones; en 2021, un total de 11,3 millones y en 2020 se acordaron 8,7 millones. El 96% de estos importes han sido negociados en el marco de las mediaciones realizadas en los despidos de trabajadores.