Sorteo Extraordinario

La consignación de lotería de Navidad en Córdoba aumenta un 10%

Este año se sitúa en 63 euros por persona, cuatro más que la media andaluza

Córdoba es la cuarta provincia andaluza en presupuesto por habitante depositado en el azar

Varios décimos de la Lotería de Navidad anunciados en una administración de Córdoba.

Varios décimos de la Lotería de Navidad anunciados en una administración de Córdoba. / A.J. González

Manuel Á. Larrea

Manuel Á. Larrea

La consignación de lotería para el sorteo extraordinario de la Navidad ha aumentado este año cerca de un 10%, según los datos de Loterías y Apuestas del Estado (Selae). Por persona, en este 2023 se han previsto 63,14 euros, casi seis euros más que el año anterior. Eso hace que el presupuesto previsto para cada cordobés al sorteo del 22 de diciembre se sitúe por encima de la media andaluza. En la comunidad, la cifra es de 59,02 euros por persona.

En total, el operador nacional de loterías ha consignado a la provincia 48,8 millones de euros, alrededor de cuatro millones más que hace un año, lo que refleja el incremento de la demanda que se espera por parte de los cordobeses. Para este año, se han repartido 243.876 billetes.

Administración de loterías.

Administración de loterías. / CÓRDOBA

Cuarta provincia andaluza en gasto por persona

Pese a que el presupuesto medio de la lotería de Navidad en Córdoba es el cuarto mayor de Andalucía, es bastante inferior al que realizan los españoles este año. De media, cada ciudadano gastaría unos 71,67 euros en décimos. En la comunidad andaluza, provincias como Jaén, Granada y Almería superan esa cifra. Los jiennenses invierten una media de 75,13 euros. Los granadinos siguen de cerca esa cantidad, con un gasto por persona de 75,07 euros, apenas unos céntimos menos. Los almerienses, por su parte, dedican unos 72,81 euros al sorteo navideño.

Tras Córdoba, se sitúan -en el siguiente orden- las provincias de Málaga, Sevilla, Cádiz y Huelva. Los malagueños prevén gastar unos cinco euros menos que los cordobeses: 58,07 euros. El gasto de los sevillanos, de media, es más de diez euros inferior: 52,68 euros. Los gaditanos, por su parte, destinan 47,87 euros a comprar décimos. De lejos, los onubenses son quienes menos confían en la suerte, con un gasto medio por persona de 39,42 euros.

Nueve municipios con el gordo

Hasta nueve municipios cordobeses han sido agraciados, hasta 2022, con el primer premio de la Lotería de Navidad. La última vez que tocó en la provincia, según los datos históricos de Loterías y Apuestas del Estado, recayó en la capital, en 2020. El premiado fue un único boleto, sellado en la avenida Jesús Rescatado. Dos años antes, había caído en Fuente Carreteros, Puente GenilLa Carlota y otro en la ciudad de Córdoba, resultando un sorteo navideño realmente fructífero.

Solo en la capital se ha repetido; en cuatro años diferentes (1963, 1978, 2018 y 2020) los residentes en la ciudad fueron agraciados con primeros premios. Otras localidades cordobesas como Hinojosa del Duque (1986), Lucena (2002), Nueva Carteya (2012), Pozoblanco (1961) y Priego de Córdoba (2012) también han celebrado la consecución de algún primer premio.

Aunque el antecedente más cercano no resulta nada halagüeño, puesto que el año 2022 fue todo lo contrario a aquel 2018 que repartió cuatro primeros premios, la gente se ha volcado con la suerte. El año pasado la provincia no vio ni uno de los premios importantes repartidos. Pese a ello y a la inflación, que se ha notado a la hora de adquirir boletos en otras provincias, los cordobeses han aumentado su presupuesto para lotería, confiando quizás en que este año, tres después del último, vuelva a ser noticia.

El sorteo de este año supone el número 213 en la historia de España. Los españoles pueden elegir entre 100.000 números en cuál confían para obtener alguno de los premios que reparte el sorteo de Navidad. Sin duda, el más deseado es el primer premio, que reparte 20.000 euros por euro jugado. Cada décimo premiado, a un precio de 20 euros, supone la obtención de 400.000 euros. A falta de un par de semanas, las administraciones siguen vendiendo décimos sin parar.