150 ANIVERSARIO DE LA SALA

El Archivo Municipal abre el baúl de los recuerdos del Gran Teatro de Córdoba en el Bulevar

Una exposición recorre la memoria gráfica de la sala desde finales del siglo XIX a través de sus carteles y programas de mano

La muestra rinde homenaje al exdirector general de Cultura del Ayuntamiento y gerente del IMAE, Juan Carlos Limia, fallecido a principios de año

Bellido, Albás y Fuentes, en la presentación de la exposición en El Bulevar.

Bellido, Albás y Fuentes, en la presentación de la exposición en El Bulevar. / Manuel Murillo

Araceli R. Arjona

Araceli R. Arjona

¿Qué grandes personajes de la copla, el cine, el teatro, la ópera y las variedades han pasado por el Gran Teatro de Córdoba? ¿Cómo ha evolucionado la cartelería y los programas de mano de los espectáculos teatrales desde el siglo XIX? El Archivo Municipal de Córdoba responde a estas y otras preguntas en una exposición inaugurada este martes en el Bulevar Gran Capitán que recorre la historia de la cultura cordobesa en los últimos 150 años. La muestra coincide con el 150 aniversario del teatro referente de la ciudad, obra del arquitecto Amadeo Rodríguez, inaugurada en 1873 con la ópera Martha, de Friedrich von Flotow, y recuperada en la democracia, en 1986, tras un largo periodo de cierre y remodelaciones. El Ayuntamiento de Córdoba devolvió este espacio a la ciudad integrándola más tarde en el Instituto Municipal de las Artes Escénicas (IMAE), desde donde se gestionan los tres teatros públicos de Córdoba.

"Las mejoras obras, los mejores directores, excelentes actores, magníficas actrices e innovadores escenógrafos" han dado vida sobre sus tablas a los más variados personajes de la historia del teatro, destaca la exposición en palabras de la profesora de la UCO Ana Padilla Mangas, que refleja también "las diversas tendencias que se han dado cita, con presencia de autores españoles como García Lorca o Valle Inclán, junto a otros de vanguardia".

Francisco del Cid, crítico de flamenco, también deja su huella en la exposición, destacando que "el 150 aniversario sirve, entre otras múltiples razones, para echar una mirada retrospectiva a este sagrado recinto en el que la hondura visceral del cante y la trascendencia de la copla, en palabras del escritor Cansino Assens son dueños de esa fuerza en que parece desengrasarse toda la vida andaluza y agotarse toda su capacidad de arte".

El historiador y gestor cultural Rafael Jurado, deja escrita su reflexión en la exposición, en la parte dedicada al cine. Conocedor de la trayectoria del Gran Teatro, explica cómo el invento revolucionario del cinematógrafo llegó a Córdoba el 23 de octubre de 1896 y un año después, el 11 de noviembre de 1897, ya se programaba en la sala "una variada y recreativa función del ilusionista Doctor Posadas, en combinación con el cinematógrafo Edison perfeccionado", en alusión a las críticas de la época.

La empresa Guerrero tomó el testigo de 1920 a 1950 haciéndose con la exhibición cinematógrafica en el Gran Teatro, restando protagonismo al género la llegada de Sánchez Ramade, que desplaza los estrenos al cine Alcázar. El cine seguiría presente hasta finales de los 90, con proyecciones en Semana Santa, Verano y Navidad, "como servicio público para compensar el cierre en esas fechas de la Filmoteca. Entre otros géneros, también ha tenido cabida la zarzuela y la ópera, con la que se estrenó la sala, así como las variedades, recogidas en la exposición con una gran variedad de nombres y carteles, un tipo de espectáculo que surge a mediados del siglo XIX y que serán una forma de entretenimiento también durante el siglo XX.

La exposición rinde homenaje al exdirector general del Ayuntamiento de Córdoba y exgerente del IMAE, Juan Carlos Limia, fallecido a principios de año, y que estuvo trabajando hasta el último momento en la organización de los actos de conmemoración del aniversario del Gran Teatro.

Autoridades, directora del Archivo Municipal y colaboradores de la exposición en la inauguración.

Autoridades, directora del Archivo Municipal y colaboradores de la exposición en la inauguración. / Manuel Murillo

Labor de documentación del Archivo Municipal

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Isabel Albás, han subido el telón de esta muestra, destacando la ingente labor de selección de documentos llevada a cabo por el Archivo Municipal. La directora de la institución, Ana Verdú, por su parte, ha destacado la riqueza documental del archivo, que se hizo con una colección de más de 3.000 documentos atesorados por Emilio Asensio, que fue jefe de programación con la empresa Sánchez-Ramade, arrendataria del inmueble de 1950 hasta su cierre en 1980, y adjunto a la dirección de la fundación que dio lugar al IMAE.

El baúl de los recuerdos del Gran Teatro

El hijo de Asensio, Rafael Asensio, presente esta mañana en el Bulevar, ha recordado que su padre salvó del basurero el cajón de una cómoda en la que durante años se habían ido guardando los programas y carteles de las representaciones que se llevaban a cabo en el teatro. "Cuando el Gran Teatro cierra y todo se tira, lo único que se salva es un cajón de esa cómoda que mi padre se lleva debajo del brazo", afirma, un baúl de recuerdos que estuvo durante años junto a otros restos del teatro en la casa de Asensio, ya fallecido, con un valor "puramente sentimental". Según rememora su hijo, Asensio llevó un día aquel cajón a la Real Academia para intentar organizar los documentos y de ahí salió una exposición en el Día Mundial del Teatro en los años 90. Aquella muestra llamó la atención del entonces director del Gran Teatro, Ramón López, quien gestionó la compra de esa colección para los fondos municipales que ahora se conservan en el Archivo Municipal. Parte de ese tesoro está ahora a la vista de todos en el Bulevar. Según Asensio, él mismo encontró muchas más cosas, los libros enteros de programación de recaudación día a día de las empresas de Sánchez Ramade, entre ellos el Gran Teatro, o las hojas de recaudación de principios del siglo pasado con los recibos de la compañía del gas y otros documentos que él donó al Archivo Histórico Provincial de Córdoba", y que en parte también están presentes en la muestra.

Un hombre observa la muestra.

Un hombre observa la muestra. / Manuel Murillo

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha destacado la importancia en este aniversario de dar a conocer el patrimonio histórico que supone para Córdoba el Gran Teatro y la necesidad de "seguir acercándolo a todos los cordobeses y de estrechar los lazos con las artes escénicas y las escuelas y conservatorios de arte de la ciudad".

Tras una larga agenda de actos de conmemoración, esta exposición viene a poner el colofón al aniversario, ha destacado Bellido.

Homenaje de ciudad a Antonio Gala

En cuanto a la propuesta de un grupo de artistas y ciudadanos de Córdoba de dar al Gran Teatro el nombre de Antonio Gala, el alcalde ha informado de que el Ayuntamiento está ultimando con la Fundación Gala cuál será el homenaje con que la ciudad rendirá tributo al escritor, de lo que se informará la semana que viene.