COMERCIO EXTERIOR

El precio histórico del aceite provoca una caída del 9% en las exportaciones de Córdoba

UPA afirma que el kilo de virgen extra cuesta unos 8 euros y se ha perdido al 40% de los consumidores nacionales

Las empresas de la provincia venden productos a otros países por valor de 1.183 millones de euros hasta mayo

Una trabajadora envasa aceite en una almazara, en una imagen de archivo.

Una trabajadora envasa aceite en una almazara, en una imagen de archivo. / CÓRDOBA

Pilar Cobos

Pilar Cobos

Las exportaciones cordobesas han roto su tendencia al alza en 2023, influidas fundamentalmente por los precios históricos del aceite de oliva. Entre los meses de enero y mayo, se han registrado operaciones por 1.183 millones de euros en los diferentes sectores y esta cifra representa una caída del 9% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

La información difundida este jueves por ICEX España Exportación e Inversiones indica que el aceite de oliva se mantiene como el segundo producto líder de la provincia, con ventas al extranjero valoradas en 226 millones de euros, pero en este caso la caída ha sido del 31% en lo que va de año.

El secretario general de UPA (Unión de Pequeños Agricultores) en Córdoba y Andalucía, Miguel Cobos, explica que la falta de existencias y el precio histórico del aceite de oliva son las dos causas principales de la disminución de las exportaciones en este producto. En esta línea, subraya que "en los últimos seis meses, la subida del aceite ha sido exponencial", y el virgen extra ha pasado de 5 euros por kilogramo a los 8 euros actuales.

Grafico de la exportaciones de Córdoba

Grafico de la exportaciones de Córdoba de eneor a mayo 2023. / Ramón Azañón

[Pincha aquí para ampliar el gráfico ]

Esta situación ha provocado no solo una bajada de las ventas a otros países, sino que también se ha perdido al 40% de los consumidores nacionales, según estima UPA. "El consumo interno está disminuyendo a unos niveles desconocidos, en torno al 40% de los consumidores se han retirado de comprar y consumir aceite de oliva, porque el precio es prohibitivo", lamenta este responsable.

Miguel Cobos recuerda que este escenario es consecuencia de los bajos resultados de la última campaña, con alrededor de 660.000 toneladas producidas en España, de las que 146.000 corresponden a Córdoba. "Las previsiones de la próxima campaña son iguales o peores, porque no ha llovido prácticamente y los golpes de calor de abril y mayo estropearon la floración", previene sobre la evolución del cultivo en los próximos meses.

Dos años de récord exportador

Hay que recordar que las empresas cordobesas han encadenado récords de exportación en 2021 y 2022. El año posterior a la declaración de la pandemia de coronavirus, las ventas llegaron a 2.578 millones de euros gracias a un incremento del 32% y el año pasado alcanzaron 2.978 millones de euros tras subir un 17%.

Los productos de fundición de cobre se mantienen en el primer puesto del ranking provincial con 360 millones de euros, pese a que el valor de las operaciones se ha reducido en este ejercicio un 4% respecto a enero-mayo de 2022. La segunda posición es para el aceite de oliva, con los 226 millones aludidos. El material eléctrico, con 59 millones (+25%), aparece en tercer lugar y el cuarto es para las conservas vegetales, donde destacan las aceitunas, con 54 millones (+10%).

Caída en la climatización

Dentro del listado de los productos cordobeses más demandados en el exterior, la climatización ocupa el puesto número 11 con 14 millones de euros y una caída anual del 51%, la más importante en términos porcentuales de los principales productos exportados por la provincia en lo que va de año.

Manuel Servián, gerente de la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración (AFAR), afirma, sin embargo, que "el sector goza de buena salud" y señala que, "en general, las empresas han aumentado su actividad". No obstante, también admite que "no siempre se accede a los suministros al ritmo que quisiéramos, todavía tenemos los efectos de la guerra en Ucrania", lamenta. 

Este responsable de la patronal precisa que los fabricantes asociados a AFAR trabajan para el canal profesional, donde se encuentran como clientes, por ejemplo, el sector de la alimentación, los centros comerciales, hospitales, hoteles, trenes, autobuses o centros de datos, entre otros.

"Desgraciadamente, la sociedad está pasando una ola de calor brutal y requiere equipos de frío y de clima. Las fábricas están haciendo un esfuerzo para atender la demanda" comenta, haciendo referencia a la necesidad de renovar, modificar y ampliar equipos.

Primera caída de la importación en siete años

De otro lado, la información sobre la balanza comercial de Córdoba pone de manifiesto que la compra de productos a terceros países ha descendido por primera vez en siete años. Las empresas han importado por valor de 725 millones de euros y esto se traduce en un descenso anual del 3%, una caída que no se registraba desde 2016.

En este caso, los productos de fundición de cobre han anotado la reducción más acusada, con compras por valor de 20 millones de euros, un 22% menos que hace un año. En el aceite de oliva las importaciones se han reducido un 9% hasta los 40 millones y también son relevantes por sus operaciones las materias primas y semimanufacturas de plástico, con 39 millones de euros tras bajar un 16%.