LEGISLACIÓN PIONERA EN ANDALUCÍA

Córdoba aspira a incrementar un 40% la atención infantil temprana con la nueva ley

La asistencia y prevención en niños de 0 a 6 años de trastornos del desarrollo pasa a ser un derecho | La norma fija hasta un mes de plazo para la valoración del menor y 90 días de máximo para iniciar las terapias

Una menor recibe atención temprana en el CAIT de Acpacys, uno de los 23 centros acreditados para el servicio.

Una menor recibe atención temprana en el CAIT de Acpacys, uno de los 23 centros acreditados para el servicio. / A.J. González

M.J. Raya

M.J. Raya

En Andalucía entrará en vigor dentro de 20 días la nueva Ley de Atención Temprana, tras su publicación este miércoles 22 de febrero en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). La delegada de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, María Jesús Botella, señala que la comunidad andaluza se ha convertido en la tercera del país, tras Murcia y Canarias, en contar con una norma que garantiza el derecho de los niños de 0 a 6 años con determinadas necesidades a recibir, de forma gratuita, universal y con calidad, una asistencia para una mejor evolución de sus trastornos del desarrollo o para prevenir su aparición.

El presidente de la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía (colectivo que integra a asociaciones y familias), Antonio Guerrero, valora que por fin se cuente con esta ley en Andalucía, que es "mucho más avanzada que la de Murcia y Canarias", y que fue el motivo principal por el que se constituyó esta plataforma hace más de ocho años. En la redacción de la ley se han tenido en cuenta las aportaciones de esta plataforma, numerosas asociaciones, Cermi Andalucía, Federación Aspace Andalucía, de colegios profesionales, entre otros muchos colectivos.

23 centros en Córdoba y 2.390 niños atendidos

María Jesús Botella señala que en Córdoba existen actualmente 23 centros de atención infantil temprana (CAIT), repartidos entre la capital y la provincia, financiados por la Consejería de Salud, que atienden a un total de 2.390 niños. Botella defiende que en Córdoba apenas hay lista de espera por parte de los niños que están pendientes de ser evaluados para determinar si necesitan ser atendidos en un CAIT.

De hecho, en la provincia cordobesa se ha pasado de contar con unos 1.800 niños que reciben atención temprana en 2019 a los 2.390 de 2023, un incremento de usuarios de más del 30%. La delegada de Salud prevé que, con la implantación de la ley, poco a poco se ampliará la red de atención temprana en la provincia, a la vez que se consolidará el modelo ya existente para que todos los niños reciban con igualdad y equidad este servicio.

Hasta 14.000 menores en lista de espera en Andalucía, según la Plataforma de Atención Temprana

Sin embargo, Antonio Guerrero estima que en Andalucía puede haber entre 12.000 y 14.000 niños de 0 a 6 años en lista de espera para poder ser valorados y comenzar a recibir atención temprana, ya que ahora mismo son atendidos unos 31.000 y hay 45.000 susceptibles de recibir dicha asistencia en el conjunto de la región.

Recientemente la Administración andaluza solo reconocía a esta plataforma la existencia de unos 6.000 menores en lista de espera. En Córdoba, esta cifra puede rondar los algo más de mil menores, en proporción al total de niños que en Andalucía se encuentran en esta situación. Una vez que la Ley de Atención Temprana haya entrado en vigor los beneficiarios de esta asistencia en la provincia crecerán en torno a un 40% más, ya que Guerrero espera que esta normativa reduzca progresivamente la lista de espera.

Derechos recogidos en la ley

La Ley de Atención Temprana de Andalucía recoge, entre otros derechos, que existe un plazo de 30 días desde la derivación de un paciente del pediatra u otro especialista médico a una Unidad de Atención Infantil Temprana, servicio integrado por un médico y psicólogo, que decidirá si el menor de hasta 6 años debe recibir atención temprana gratuita en un CAIT, en cuyo caso afirmativo dicha asistencia deberá comenzar a prestarse en un plazo no superior a los tres meses, una demora muy inferior a la actualidad.

Financiación

Guerrero resalta que la Junta de Andalucía tiene que hacer un “esfuerzo importante” para que la Ley de Atención Temprana sea obedecida, “ya que todo el tiempo que se pierda en la atención temprana es irrecuperable para el niño que la necesita, ya que no puede mejorar todo lo que pudiera y, si no se actúa a tiempo, también implica un mayor gasto sanitario para el sistema público”.