Kiosco

Diario Córdoba

SALUD

El hospital Reina Sofía fomenta los 'Paseos en la UCI' para incentivar la recuperación de pacientes

El proyecto, coordinado por la intensivista Cristina López, contribuye a mejorar el ánimo de los beneficiarios | La salida se produce en una zona ajardinada existente cerca de las antiguas urgencias

Paseos desde la UCI del Hospital Reina Sofía

Paseos desde la UCI del Hospital Reina Sofía A.J.González

Para ver este vídeo regístrate en Diario Córdoba o inicia sesión si ya estás registrado.

Paseos desde la UCI del Hospital Reina Sofía M.J. Raya

Determinados pacientes que permanecen ingresados en la uci del hospital Reina Sofía cuentan con un nuevo recurso, que consiste en que algunos enfermos seleccionados pueden salir fuera de este espacio, acompañado por profesionales de críticos, para disfrutar de un paseo junto a la zona ajardinada que hay fuera del complejo, en la zona de las antiguas urgencias. 

«Esta breve salida fuera del hospital es una parte más de su tratamiento, les aporta motivación y les hace sentirse mejor, dentro de que están siendo tratados por presentar una situación clínica grave que, a lo mejor va a requerir de muchos días de ingreso», señala la responsable de la iniciativa, Cristina López Martín, especialista en Medicina Intensiva del hospital Reina Sofía. El proyecto Paseos en la UCI, que en Córdoba cuenta con un precedente en el hospital San Juan de Dios, centro que lo implantó hace algunos años, ahora también se está materializando en el Reina Sofía, gracias en buena parte, a la implicación de la doctora López Martín. Esta médica conoció esta actividad cuando trabajaba en San Juan de Dios y luego la ha incorporado al Reina Sofía, que es el hospital donde ahora ejerce.

La especialista en Medicina Intensiva del hospital Reina Sofía, Cristina López, en primer plano, durante uno de los paseos con un paciente de la uci. A.J. GONZÁLEZ

«La pandemia del coronavirus trastocó el desarrollo de este proyecto, a pesar del interés que había por desarrollarlo, pero durante lo peor de la crisis sanitaria, no era posible acometerlo», apunta Cristina López. «Pero ahora que la coyuntura sanitaria ha mejorado pues lo hemos retomado», resalta.

«Para poder sacar de paseo fuera a algún paciente, este debe cumplir una serie de requisitos de seguridad, ya que hay valorar si a la hora de salir predomina el beneficio sobre el posible riesgo. Por su parte, la realización de la actividad también depende del trabajo que tenga que asumir ese día la uci del Reina Sofía y de la logística de que se disponga. Casi siempre me encargo de los paseos cuando estoy de guardia, con la ayuda de la enfermera del paciente, del celador y tratando además de hacer coincidir la salida con un día en el que puedan estar presentes algún familiar o familiares del enfermo, en el caso de que sea posible», expone esta intensivista. 

El perfil más habitual de paciente que se beneficia del paseo es un enfermo crónico, que lleva mucho tiempo ingresado y que se encuentra consciente. Para salir fuera se usa una silla o la propia cama de hospitalización, para que el enfermo siga monitorizado y recibiendo los cuidados que necesite. «Cuando las hospitalizaciones se alargan en la uci cunde muchas veces el desánimo en los pacientes, así que este paseo puede ayudar a motivarlos. A los que ya han participado de las salidas les ha sentado de maravilla, ya que les mejora su estado anímico, contribuye a acelerar su recuperación e incluso esa noche descansan mejor», añade esta doctora. 

A los pacientes que están en una uci se les hacen los días muy largos. Las visitas las reciben normalmente solo por la mañana por un tiempo determinado. Algunas de las habitaciones no cuentan con televisión ni con ventanas, así que salir al exterior es un soplo de aire fresco que ayuda a que pongan más de su parte para recuperarse.  

Compartir el artículo

stats