Kiosco

Diario Córdoba

CONGRESO SOBRE DERECHO Y RELIGIÓN

"Hay que enseñar a respetar a las personas, pero no todas las ideas son respetables"

El catedrático Javier Martínez Torrón defiende que "en España, hay muchas personas religiosas que se sienten amenazadas por sus creencias"

Autoridades y organizadores del congreso. CHENCHO MARTÍNEZ

El Palacio de Congresos de Córdoba acoge desde este lunes y hasta el miércoles el Congreso Internacional sobre la Dignidad humana, derecho y diversidad religiosa: diseñando el futuro de sociedades interculturales, organizado por el Consorcio Internacional de personas interesadas en Derecho y Religión que según el presidente de la comisión organizadora, el cordobés Javier Martínez Torrón, busca fomentar la construcción de sociedades donde sea posible la convivencia entre personas que tengan ideas muy diferentes. "Hay que contrarrestar la actual ola de polarización o esto avanzando", ha explicado en una rueda de prensa a la que han asistido el alcalde de Córdoba, José María Bellido; el vicerrector de Estudiantes de la UCO, Israel Muñoz y el vicerrector de la UNIA, José Ignacio García Pérez.

Según Martínez Torrón, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, este planteamiento debe aplicarse de forma transversal en todos los ámbitos con el objetivo de "enseñar a respetar a todas las personas, sean cuales sean sus opciones personales, aunque dejando claro que no todas las opiniones son respetables". En este sentido, se ha referido a los proyectos de Educación para la Ciudadanía y ha expuesto que esta asignatura ha ido acompañada en las escuelas por una enseñanza neutra en materia de religión que no ha tenido en cuenta que "hay que educar sin entrar en la moral privada que solo la persona debe decidir". El objetivo de esta cita es propiciar el debate entre académicos de todo el mundo para generar una corriente de pensamiento que respalde esa idea de tolerancia.

Leyes de la eutanasia y el aborto

En la misma línea, el catedrático ha aludido al ámbito sanitario y a las leyes de la eutanasia o el aborto y ha asegurado que "muchas personas religiosas se sienten amenazadas en España" porque estas normas entran en cuestiones morales muy sensibles que afectan sobre todo a los profesionales de la salud que son los más directamente implicados. Así, ha destacado que reconocer el derecho a la objeción de conciencia como se ha hecho "lanza el mensaje de que los discrepantes, para los que establezco un registro ad hoc, forman parte de una lista negra y son respetables pero de segunda categoría porque los buenos son los que no están en el registro". El resultado de esta medida ha sido que "el número de facultativos inscritos a día de hoy sea mucho más reducido que el número real de profesionales que rechazan la eutanasia por cuestiones de conciencia", ya que "nadie quiere retratarse porque todos sabemos cómo funciona la protección de datos en España".

"Hay ideas, pero falta voluntad política"

El catedrático de la Complutense ha llamado a los gobernantes a poner en práctica políticas públicas que protejan la diversidad y el respeto a las diferencias ideológicas y ha recordado que él mismo formó parte en el pasado de la comisión asesora de libertad religiosa del Ministerio de Justicia, que actualmente depende de Presidencia, y que pidió ser relevado del cargo porque estaba harto de perder el tiempo. "No era el único, había un sentimiento de decepción porque trabajábamos duro por hacer propuestas imaginativas, pero no había voluntad para llevarlas a cabo", afirma. Para el profesor, "el problema no es que no haya ideas, lo que falta es voluntad; entre los profesionales de la política no hay una mirada de larga distancia para entender que estas cosas no se arreglan en un periodo electoral sino que necesitan muchos años para dar sus frutos". 

Alrededor de 400 personas de todo el mundo, la mayoría juristas, participan en este congreso, que inicialmente se iba a celebrar en septiembre del 2020 y que se ha tenido que retrasar en varias ocasiones debido a la pandemia. Tanto el alcalde como los organizadores del congreso han coincidido en destacar la idoneidad de que esta sexta edición del congreso se celebre en Córdoba por la historia que atesora en cuanto a interculturalidad.

Compartir el artículo

stats