Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Éxodo ucraniano-cordobés

Córdoba Acoge inicia el proyecto ‘Nuevos Horizontes’ con el objetivo de integrar a los refugiados ucranianos | Se imparten, entre otras, actividades de orientación para familias

Elaboración de la bandera de Ucrania más grande de España en el Vial Norte, en las primeras semanas de la guerra. FRANCISCO GONZÁLEZ / ARCHIVO

La guerra entre Rusia y Ucrania ha supuesto un antes y un después para todo el mundo, y concretamente para Europa. La obligada emigración por parte de las familias ucranianas, que han visto sus hogares devastados, ha implicado un éxodo a diferentes puntos del continente, muchos de ellos desconocidos y culturalmente ajenos.

En el caso de Córdoba, se han realizado multitud de iniciativas en favor del pueblo ucraniano, desde recogida de alimentos hasta donaciones monetarias, además de proporcionar medicamentos, material humanitario (mantas, sacos de dormir) o productos para bebés (pañales, leche en polvo, etcétera).

Asimismo, se han creado iniciativas de acogida de familias ucranianas en la provincia, como es el caso de Córdoba Acoge, que ha puesto en marcha una iniciativa destinada a cubrir la atención social y educativa de familias ucranianas desplazadas a la provincia de Córdoba.

La iniciativa ayuda a la integración escolar.

La iniciativa ayuda a la integración escolar.

El proyecto, iniciado el pasado mes de junio, denominado Nuevos Horizontes y que constará de una duración de un año, tiene como objetivo principal mejorar la inclusión y el bienestar de personas y familias ucranianas solicitantes de protección internacional mediante unRE servicio de atención integral especializado.

Es una iniciativa financiada por completo por el Banco Santander, que subvenciona las actividades individuales y grupales que el proyecto propone para las familias acogidas. Tania García, responsable en Córdoba Acoge, asegura que «el lenguaje es la mayor barrera para los refugiados, teniendo que comunicarnos con ellos en inglés o directamente a través de un traductor». 

Por este motivo, se impartirán talleres de castellano gratuitos para todos, además de clases de refuerzo escolar para niños y adolescentes, que podrán compaginar con el año lectivo para favorecer su integración. Una incorporación a la vida cordobesa que viene facilitada por las familias de acogida, pero que el proyecto fomenta gracias a la concentración de refugiados dentro de las actividades.

«Creo que es una ventaja que se conozcan las familias entre sí. Gracias a eso, pueden ayudarse mutuamente y beneficiarse de ayudas que se recomiendan unos a otros», comenta García.

Gracias a esto, se dan respuestas a las necesidades de la población ucraniana, favoreciendo la integración real y efectiva en sus lugares de residencia. Así, se apoyan las situaciones de dificultad que muchas familias están padeciendo a causa del conflicto armado originado por Rusia.

Compartir el artículo

stats