Kiosco

Diario Córdoba

REPUNTE DEL SECTOR TRAS LA PANDEMIA

Córdoba suma en 7 meses 1.500 nuevas plazas de vivienda turística

El mayor incremento se da en la zona de la Axerquía, que pasa de 756 camas a 1.802, según el registro | Casi la mitad de la oferta de alojamientos de todo tipo se concentra en el entorno de la Judería

Dos turistas consultan un plano en la plaza de La Corredera, en Córdoba. MANUEL MURILLO

Hace unos días, un portal de internet señalaba Córdoba como uno de los destinos favoritos para las vacaciones de verano de los españoles, una buena noticia para el sector turístico local que, pese a seguir afectado por el contexto de incertidumbre reinante, se recupera cada vez a mejor ritmo, según los datos oficiales correspondientes a la temporada alta del 2022, que se cerró con el doble de viajeros que el año anterior.

Sea como fuere, el interés por invertir en Córdoba y en aumentar el parque de hoteles, apartamentos y viviendas turísticas parece vivir un buen momento como muestran los datos de repunte de las plazas de alojamiento disponibles en la capital en todos sus formatos. Según el último informe de oferta turística de la Junta de Andalucía, la provincia de Córdoba dispone en este momento de 1.839 plazas de apartamento turístico, 12.816 plazas hoteleras y 9.380 más en viviendas con fines turísticos (VFT). En el cómputo de la provincia y sin contar las viviendas rurales, la oferta hotelera es muy superior a la de vivienda.

Alojamientos turísticos en Córdoba.

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

Sin embargo, la estadística se da la vuelta cuando se mira a la capital, que concentra la mayor parte de los alojamientos turísticos incluidos en el registro oficial. En concreto, la ciudad cuenta con 1.738 viviendas con fines turísticos activos, con 8.570 plazas, frente a 115 hoteles que aportan 7.597 camas. En ambos casos, la oferta se ha incrementado en los últimos meses. A mediados de noviembre del 2021, Córdoba ciudad disponía de 7.112 camas de hotel, una cifra que ha crecido un 7% al sumar 485 plazas. En el caso de las viviendas turísticas, la oferta ha aumentado un 16,3% en un semestre, al incorporar 1.229 plazas nuevas en este tipo de alojamiento. La modalidad de apartamento turístico (no confundir con vivienda) también está siendo objeto de inversión en la capital. En el mismo periodo señalado, Córdoba ha pasado de tener 820 a 1.005 camas en apartamentos turísticos dispersos por toda su geografía. En total, en cuestión de siete meses la oferta global de alojamiento turístico de la capital ha experimentado un incremento de unas 2.000 plazas, pasando de 15.273 camas a 17.182.

El repunte del número de viviendas turísticas se reparte por los distintos distritos, si bien según los datos recogidos en el mapa de geolocalización creado por la Junta de Andalucía, indican cómo el aumento progresivo en el casco antiguo, tanto en el entorno de la Judería (CP14003) como en la Axerquía (CP 14002), donde se ofertan 1.802 camas frente a las 756 disponibles hace siete meses.

La zona de la Judería, más próxima a los principales monumentos de Córdoba, es la más atractiva para el despliegue del negocio vinculado al alojamiento (3.977 camas), si bien le sigue muy de cerca la Axerquía (2.744).

"La oferta de estos alojamientos crece en toda Andalucía al retomarse los proyectos parados"

Carlos Pérez - Presidente de Avvapro

decoration

Córdoba no es un caso aislado. Según Carlos Pérez Lanzac, presidente de la Asociación de Profesionales de Viviendas y Apartamentos Turísticos de Andalucía (Avvapro), todas las provincias han registrado un incremento en el número de viviendas con fines turísticos, lo que achaca a que «había muchos proyectos que se quedaron paralizados por la pandemia y que se han retomado ahora». La consecuencia directa de ese impulso debe estar reflejándose en la actividad en el ámbito de la construcción y la rehabilitación de edificios, ya que, según Pérez Lanzac, «entre el 75% y el 78% de las personas que ponen una vivienda turística en tráfico realiza previamente una reforma». Así, destaca que «gran parte del ahorro acumulado durante los meses de aislamiento se está volcando en reformas de segundas viviendas con el fin de darles un uso turístico». La misma situación se da en el caso de los apartamentos turísticos, que funcionan como un hotel aunque en lugar de habitaciones ofrezcan espacios independientes con cocina, si bien estos proyectos son más lentos y costosos al afectar a edificios enteros. La plaza de Abades o la calle Cardenal González, en la Judería, tienen ejemplos de nuevos negocios de este tipo.

En opinión de Pérez Lanzac, la experiencia está demostrando cómo pueden convivir los tres modelos de alojamiento sin ningún problema. «En la Costa del Sol, los hoteles están todos completos y las viviendas turísticas están sirviendo como complemento para dar respuesta a la demanda del turismo», señala, «la clave está en que sean espacios atractivos y competitivos desde el punto de vista de la relación calidad/precio». Respecto a los precios de la vivienda turística, apunta que están volviendo a subir tras la caída de hasta el 50% registrada durante la pandemia, «y en muchos casos, se están recuperando las tarifas del 2019 aunque depende mucho de la demanda de cada destino».

Lanzac asegura que prácticamente el 100% de las viviendas turísticas de Andalucía «están operando de forma legal» debido a la «enorme fiscalización» del sector, «que ofrece el mayor grado de transparencia fiscal del conjunto de alojamientos turísticos».

Compartir el artículo

stats