Kiosco

Diario Córdoba

INFRAESTRUCTURAS

La reforma del Arqueológico permitirá visitar un yacimiento romano al aire libre

El objetivo es integrar los espacios que albergan restos en el recorrido del museo | Ocho licitadores optan a redactar los proyectos y dirigir las obras

Restos arqueológicos encontrados en el patio Norte del Museo Arqueológico de Córdoba. ARCHIVO DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO

La segunda fase de la reforma del Museo Arqueológico de Córdoba hará visitable un yacimiento al aire libre, de cerca de 900 metros cuadrados, ubicado en el patio Norte de este centro y en el que se actuará para musealizarlo y hacer su patrimonio inteligible para el público.

Así lo recogen el pliego de prescripciones técnicas para la contratación de la redacción de los proyectos y el Plan Museológico y Programa Arquitectónico del Palacio de Jerónimo Páez. Este último fue elaborado en el año 2009 y actualizado en el 2021. Ha sido coordinado por María Dolores Baena, directora del Museo Arqueológico, y redactado por esta responsable y por el restaurador José Escudero, con la colaboración de otros expertos.

El plan recuerda que el yacimiento arqueológico del museo aflora en el interior del palacio (Patio III); el sótano del edificio de ampliación y el patio Norte, «excavado casi en su totalidad». También detalla que «los restos de mayor entidad conservados corresponden a las estructuras de época romana (la infraestructura y elementos arquitectónicos del teatro, junto a las plazas que lo delimitan), pero la secuencia se extiende desde el siglo I a.C. hasta época visigoda, islámica y bajomedieval cristiana».

Conectar los espacios que albergan los restos 

El Programa Arquitectónico referido se incluye como anexo del pliego de prescripciones técnicas y subraya que la intervención objeto de esta actuación se centra, principalmente, en el patio Norte, aunque también en el de la Noria y el patio III. 

Entre otras ideas, destaca el objetivo de realizar trabajos de intervención arqueológica y consolidación estructural, y apunta que «es prioritaria» la conexión de todas las áreas donde se conservan estructuras arqueológicas, que son el patio III del palacio, el patio Norte y la planta sótano del edificio de ampliación (inaugurado en el año 2011), como se ha referido. De este modo, señala que «la finalidad de su integración es formar parte del recorrido expositivo como elemento vivo de la muestra arqueológica».

En cuanto a las características del yacimiento que se ubica en el patio Norte, este trabajo alude a algunas circunstancias como que «la superficie está literalmente colmatada de restos arqueológicos de gran entidad» y también apunta a la «superposición de grandes estructuras de época romana altoimperial, que formaron parte de la ordenación urbanística del entorno del teatro». 

Los hallazgos del patrimonio

El palacio renacentista de los Páez de Castillejo fue adquirido por el Ministerio de Educación en 1942. Después de las obras realizadas por el arquitecto Félix Hernández, la sede se inauguró en 1962. El Programa Arquitectónico recuerda que fue en las intervenciones de adaptación a museo realizadas en esos años cuando se descubrió el graderío de una terraza de época romana, «que quedó integrado en el edificio y abierto a la visita en el patio situado entre las salas III y IV». 

Entre los años sesenta y ochenta del siglo pasado, Ana María Vicent, que era la directora del museo, y Alejandro Marcos, conservador de este centro, excavaron el patio Norte, «poniendo al descubierto gran parte de las estructuras, cimentaciones y elementos arquitectónicos ahora visibles, consolidando las estructuras y mostrando la existencia de un espacio público monumental aterrazado, articulado por escalinatas que ponía en conexión dos áreas divididas por el declive abrupto existente en este lugar de la ciudad», recoge el programa.

El museo se moderniza con la obra proyectada 

La segunda fase de la rehabilitación del Museo Arqueológico de Córdoba dará lugar a dos espacios principales, atendiendo a sus dimensiones, que son el referido yacimiento y el área de exposición permanente en su sede histórica. 

Esta última zona, que representará el cambio más destacado, tendrá una superficie de entre 1.500 y 1.900 metros cuadrados. En ella, el museo exhibirá una selección de sus colecciones, que estará ordenada de acuerdo a un discurso cronotemático organizado en ocho secciones. Las previsiones apuntan que tendrá una conexión única con el vestíbulo del edificio de ampliación y otra conexión con el yacimiento del patio Norte. 

La actuación comprende la rehabilitación del edificio y su dotación con un auditorio, aseos públicos, tres ascensores (se eliminarán las barreras arquitectónicas), áreas de descanso, cafetería, talleres y otras zonas de uso interno. Las obras se realizarán velando por «el mantenimiento del carácter de casa noble con patios», según recoge el Programa Arquitectónico.

El pliego de prescripciones técnicas subraya que el cordobés «es uno de los museos arqueológicos más relevantes a nivel nacional, pues cuenta con unas colecciones de excepcional valor histórico y arqueológico, con piezas que abarcan desde la Prehistoria hasta la Baja Edad Media».

Ocho empresas optan a redactar el proyecto

Un total de ocho licitadores se han presentado al procedimiento iniciado para la contratación de la redacción de proyectos, dirección facultativa completa y coordinación de seguridad y salud de las obras de rehabilitación del Museo Arqueológico de Córdoba. Sin embargo, una de las empresas ha presentado su oferta fuera de plazo, por lo que ha sido excluida, de acuerdo con la información publicada ayer.  

La reforma permitirá ampliar la exposición

Como se ha citado, uno de los principales cambios que traerá la actuación en el Arqueológico, demandada desde hace décadas, es el aumento de la superficie expositiva. María Dolores Baena destaca que «estamos muy contentos de que, tras 11 años de espera, comience el proceso de la segunda fase de nuestro programa estratégico: la rehabilitación del palacio renacentista sede del museo, para instalar la exposición permanente». En este sentido, recuerda que «solo contamos con la exposición Córdoba, encuentro de Culturas en el edificio de ampliación, con un 1% de la colección expuesta».

Junto a la intervención en el palacio, Baena hace hincapié en que el proyecto incluye «la actuación de excavación y restauración de parte del yacimiento arqueológico conservado en un solar interior ( 900 metros cuadrados) que se une al palacio y al edificio de ampliación. Con esta actuación general , estarán unidos en recorrido y conceptualmente ambos edificios, y la parte del yacimiento conservado en el sótano de la ampliación con el que está al aire libre en esa zona interior. Los recorridos públicos serán amplios y en direcciones diversas», explica. 

A modo de conclusión, la directora del Arqueológico afirma que «los valores añadidos a la magnífica colección de este museo son precisamente esos espacios: el palacio renacentista, un edificio contemporáneo y un extenso yacimiento arqueológico, todo ello, conectado y visitable en un futuro. Pocos museos en España tienen tan rico patrimonio». 

Compartir el artículo

stats