Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Voluntarios del grupo Siete Fincas, las miradas del monte

Los vecinos de Trassierra reclaman mayor cuidado de la zona, con limpieza, medios y autoprotección | Los voluntarios de Siete Fincas realizan labores preventivas

Dos miembros del grupo de pronto auxilio Siete Fincas, durante una jornada. MANUEL MURILLO

Hace más de un año, Juan Jiménez, coordinador del grupo de pronto auxilio Siete Fincas, afirmó a este periódico que si se producía en Medina Azahara un fuego con las circunstancias propias, llegaría a Villaviciosa de Córdoba atravesando la sierra. Hoy en día sigue sosteniendo esa afirmación, que refleja el sentir de quienes habitan la zona. Juan Manuel Luque, presidente del Consejo de Distrito de Trassierra, considera que «no estamos actuando con la rapidez que esto requiere ni con los medios que esto requiere». Habla de «dejadez» en el cuidado de la Sierra y señala tanto a las distintas administraciones como a los particulares. «No estamos actuando con la seriedad que el tema requiere, estamos hablando de vidas» y de «un pulmón que tiene Córdoba a 10 kilómetros», señala.

El representante de los vecinos aplaude la presencia de Policía Local este año para detectar acciones prohibidas, pero reclama un mayor esfuerzo de la Diputación en la limpieza de carreteras que, aunque reconoce que ha aumentado, cree que sigue siendo insuficiente. En la misma línea, Juan Jiménez denuncia que «las carreteras de la sierra son un auténtico peligro para la gente que vive y transita», ya que «en caso de incendio, se puede quedar atrapada ahí». Para Luque, la limpieza regular de las zonas boscosas resulta fundamental y resulta importante también, indica, que todas las parcelaciones tengan su plan de autoprotección contra incendios forestales. Asimismo, pide a los cuerpos y fuerzas de seguridad más sanciones. «Hay que sancionar, porque la gente, desgraciadamente, si no hay sanción, no aprendemos nunca», apunta.

Un voluntario de las Siete Fincas prepara el equipo.

Los ojos de la Sierra

En la Sierra de Córdoba hay 80 miradas pendientes de cualquier riesgo de incendio. Los voluntarios del grupo Siete Fincas se organizan cada año para «salir corriendo» a sofocar un fuego si fuera necesario. Aunque, mientras no ocurre, se esfuerzan en labores preventivas como la colocación de carteles informativos, la realización de rutas, la identificación de riesgos o la comprobación del funcionamiento de hidrantes. En varios puntos clave, almacenan herramientas y material para luchar contra las llamas. Y se mantienen coordinados con los medios oficiales. Además de poseer una red propia de radio, los voluntarios utilizan WhatsApp para informar a la población de la sierra o enviar alertas. En esos grupos, explica Juan Jiménez, hay gente con responsabilidad en la zona, responsables de mantenimiento, delegados del Ayuntamiento o responsables de protección civil. Siguiendo esta forma de proceder, aconsejan que se creen subgrupos en cada parcelación para terminar tejiendo una red local de comunicación efectiva en la lucha que, de forma voluntaria, hacen contra los incendios forestales.

Compartir el artículo

stats