Kiosco

Diario Córdoba

ASAMBLEA EN CÓRDOBA

La Plataforma del Transporte aplaza las movilizaciones para negociar con el Gobierno

Siguen reclamando una ley que evite trabajar por debajo de los costes

Un momento de la asamblea de transportistas celebrada esta domingo en Córdoba. A.J. GONZÁLEZ

La delegación cordobesa de la Plataforma en Defensa del Transporte ha decidido este domingo en asamblea no materializar la huelga de la que se venía hablando en los últimos días para poder trabajar con el Gobierno en la redacción definitiva de la Ley de la Cadena del Transporte, cuyo borrador ya ha elaborado el Ejecutivo.

Según ha explicado a este periódico el portavoz de la plataforma en Córdoba, Miguel Barrero, en la reunión se ha expuesto a los transportistas que el borrador de la Ley recoge que se prohíbe al sector trabajar por debajo del precio de coste de cada porte, pero ha indicado que el texto presentado requiere una revisión, para lo que se ha constituido una mesa de trabajo con el sector.

La plataforma forma parte de esta mesa y por ello, explica, se ha dado un voto de confianza al Gobierno para poder trabajar conjuntamente. Además, señala, de haber materializado la huelga se habrían cerrado puertas a la negociación para pulir la norma.

Aún así, Barrero anuncia que en caso de que el Ministerio no responda a las necesidades que plantea este colectivo profesional, no se descarta volver a parar los camiones.

Este nuevo amago de paro en el transporte llega casi tres meses después de la última huelga que colapsó gran parte del país. Tras dicha movilización, el ejecutivo y los transportistas llegaron a un acuerdo que incluía un paquete de medidas de 1.000 millones de euros. Entre las medidas más destacadas figura la de bonificación de 20 céntimos por litro de combustible, así como otro tipo de ayudas fiscales, pero la principal demanda del sector es que el Gobierno legisle y prohíba el trabajo a pérdidas.

Ese es el punto principal de la actual negociación, a la que la plataforma se ha unido. No obstante, desde el sector señalan que “la decisión de trabajar a pérdidas recae sobre cada una de las empresas transportistas que deciden hacer un servicio a un cliente por un precio ya pactado”. El problema radica en que frente a las grandes empresas y organizaciones, están los autónomos que por la competencia y para no perder mercado, en muchas ocasiones se ven forzados a aceptar pedidos que no son rentables, dada la subida de los carburantes.

Según ha señalado Barrero, la Plataforma representa el 85% del sector en España y en ella están integrados unos 7.500 autónomos que mantienen unos 10.500 camiones.

Las otras organizaciones de transportistas, como es Fenadismer, que en Córdoba está representada por Usintra, no cree necesario tomar por ahora medidas de presión pues existe el compromiso de contar con la citada ley antes del 30 de julio.

Compartir el artículo

stats