Kiosco

Diario Córdoba

OCIO DIGITAL
ENTREVISTA Daniel Silvente Desarrollador de videojuegos para Play Station

"Jugar dos o tres horas seguidas a un videojuego es fatal"

"Que los chavales se diviertan, pero a la vez empaticen con un mensaje, es nuestro principal objetivo", indica

Daniel Silvente, este sábado en el Play Córdoba #Game Fest. CÓRDOBA

Daniel Silvente acaba de cumplir 30 años de edad, pero tiene una trayectoria profesional que seguro que es el sueño de muchos jóvenes y niños. Trabaja como desarrollador de videojuegos para Play Station (Sony) y su objetivo es realizar esta labor con la citada firma, desde su propia empresa. Ha estado residiendo entre Los Ángeles (EEUU) y Reino Unido, pero ahora se ha asentado en Murcia, donde vive con su familia. Comenzó a interesarse por este sector a los nueve años de edad y a los 17 años empezó a desarrollar videojuegos. Su último proyecto se denomina Adome y se lanzará a finales de este año, aunque ya es muy conocido porque su promoción comenzó en diciembre del 2021. Explica que este videojuego "es un intento de concienciar a los chavales de que tenemos un problema con el cambio climático, la inclusión social... Un poco, los problemas sociales que tenemos". Este sábado ha participado, a través de una entrevista que le han realizado influencers, en el Play Córdoba #Game Fest.

¿Cuál es la labor de un desarrollador de videojuegos?

Es un trabajo principalmente artístico. Soy principal developer (desarrollador). Escribo el guion, dirijo la escena y superviso el desarrollo. Luego viene el marketing.   

¿Qué videojuegos ha desarrollado hasta ahora?

He colaborado en muchos y ahora he dirigido Adome, y otro que no se puede anunciar, porque se anunciará en agosto o septiembre. Adome se lanza en Navidad, ya está acabado. Es un videojuego que ya es popular, el marketing empezó en diciembre. 

Comenta que uno de sus objetivos es ayudar a los jóvenes que desean dedicarse profesionalmente a los videojuegos.

Uno de los principales motivos por los que he venido a España, porque no estaba trabajando aquí, es para intentar que los chavales sepan qué camino seguir. Estamos desarrollando en Murcia una especie de camino desde que son chiquitos hasta la Universidad, para que puedan ser desarrolladores de videojuegos si quieren. Y luego, también, una salida a través de Play Station Talent, talentos de Play Station. Play Station está metida en este proyecto de incubadora para que los chavales que estudien puedan dedicarse a esto en el futuro. Es un proyecto iniciado por mí en el que colabora Play Station. 

Qué le han preguntado los influencers en la charla?

Cómo se hace un videojuego, qué videojuegos son mis favoritos... Un poco lo que le gusta a los chavales, saber qué persona está detrás de esta movida.  

¿Cuáles son sus videojuegos favoritos?

Son de Play Station, Uncharted y The last of us. Tienen una narrativa muy potente y es donde yo quiero guiarme, que no sean juegos mata-mata, sino que tengan argumento, que le den sentido a todo el mundo. Que no sean partidas rápidas, sino que te metes en un mundo que te manda un mensaje ecológico, social, inclusivo. Que los chavales se diviertan, pero a la vez empaticen con un mensaje. Ese es nuestro principal objetivo.

"Un chaval de 8 o 9 años, un 'Call of duty', que es matar a una persona, lo ve normal, y ahora ve una guerra en Ucrania y lo entiende como normal"

decoration

¿Cómo valores la preocupación por el uso de videojuegos por parte de niños que quizá no tienen la edad apropiada?

Siempre tiene que entenderse que los videojuegos son videojuegos. El problema es que un chaval de 8 o 9 años, un Call of duty, que es matar a una persona, lo ve normal, y ahora ve una guerra en Ucrania y lo entiende como normal. Me parece un error. Call of duty vende, en número brutos, 6.000 millones de euros al año, es una bestialidad. No es el mejor mensaje que yo quiero enviar, pero no puedes luchar contra un gigante como ese. Sí que puedes buscar una alternativa y decirle ‘los videojuegos son así, pero también pueden se así’. Play Station está apostando también un poco por ese punto. Los videojuegos son una herramienta de influencia bestial. Juegan horas. Tranquilamente, pueden llegar a ser los que más pueden influir a los chavales de hoy en día. 

¿Habría que limitar las horas que se dedican al videojuego?

-Siempre recomendamos, como máximo, una hora y media diaria, y ya es mucho. Hay que tener un poco de conciencia, porque es malo. Es fatal estar jugando dos o tres horas seguidas, los videojuegos no están hechos para eso. Los videojuegos están para jugar un rato y divertirse. No es para estar una tarde o una noche enteras, no es sano. 

¿Usted juega más de una hora y media al día?

No tengo tiempo para jugar. No he jugado a mi propio juego. Cuando tengo tiempo, echo una hora por la mañana. Hay que complementarlo, porque creo que una cosa que se está perdiendo es la calle. El encanto está en saber dosificarlo.

Compartir el artículo

stats