Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

Estudiantes en Córdoba: De la Feria al examen

Los estudiantes viven semanas de estrés ante las últimas pruebas y el final del curso | Los psicólogos recomiendan a los jóvenes tener otras alternativas por si el resultado de la Selectividad no es el deseado

Estudiantes preparan sus exámenes en la biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCO. ÓSCAR BARRIONUEVO

Están en la feria, pero también en las bibliotecas. Los estudiantes cordobeses afrontan durante estas semanas los últimos exámenes del curso y la preparación para la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pevau) con el cansancio acumulado después de meses de trabajo y el nerviosismo de quienes se juegan, en parte, su futuro en unos exámenes. Los más afectados por el estrés son, posiblemente, los alumnos de segundo de Bachiller y quienes asisten a los últimos cursos de los grados universitarios. Sin embargo, los escolares también viven las últimas jornadas en los colegios, donde las clases finalizan el 24 de junio, y otros estudiantes como los opositores preparan, asimismo, sus exámenes estos días.

El responsable de la delegación cordobesa de la Asociación de Directoras y Directores de Institutos de Secundaria de Andalucía (Adian), Antonio Erencia, explicaba recientemente que los alumnos «están haciendo ahora los últimos exámenes de segundo de Bachillerato. La Pevau copa sus preocupaciones».

Estas pruebas, cuya convocatoria ordinaria se desarrollará del 14 al 16 de junio, reunirán en torno a 4.000 estudiantes en su fase general en Córdoba. Antes de esto, los estudiantes de segundo de Bachillerato serán evaluados mañana, cuando tendrán su último día de clase.  

Acerca de la visita a la Feria de Mayo, Antonio Erencia destacaba que «su preocupación máxima es aprobar segundo de Bachillerato y hacerlo con buena nota para hacer los estudios que quieren». Erencia recuerda que «los porcentajes de aprobados son siempre altísimos, pero es una prueba que a todos nos pone el pellizco en el estómago, a estudiantes y profesores».

Laura Espinosa, del IES Góngora. ÓSCAR BARRIONUEVO / CÓRDOBA

La preparación psicológica

«La situación en la que está el 90% de los alumnos que se presenta a la Pevau es complicada, genera ansiedad, nervios e incertidumbre. Una nota va a decidir mucho su futuro», destaca Teresa Callejas, responsable de Psicología Educativa en la delegación cordobesa del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental. Esta profesional detalla que, en parte, los nervios aparecen porque, si no logran la nota necesaria, «tienen un tiempo muy limitado para generar una nueva alternativa», por esto, «lo adecuado es que tengan diferentes opciones que también les hagan sentir satisfechos».

Ismael Serrano, del IES Averroes.

Ismael Serrano, del IES Averroes. ÓSCAR BARRIONUEVO / CÓRDOBA

Teresa Callejas, que trabaja como orientadora en el colegio Trinidad, comenta, asimismo, que «el fracaso es una posibilidad que tenemos que valorar» y recuerda que «nadie sabe dónde están las oportunidades». De este modo, aconseja «tomar las decisiones desde el presente y no desde lo que hemos imaginado sobre nuestro futuro». Entre otras iniciativas, recomienda a los alumnos que acudan con antelación al lugar donde realizarán las pruebas para que se sientan más seguros; cuidar el entorno donde estudian; planificarse; trabajar técnicas de relajación; contar con el apoyo de la familia y los amigos («porque van a pasar por situaciones de irritabilidad, enfado o angustia», señala), y que duerman, porque «el cerebro necesita descansar».  

Presión «desde el principio»

Laura Espinosa es alumna del instituto Góngora y aspira a comenzar el próximo curso la carrera de Medicina. Después de «un año inolvidable», afirma que «me encuentro muy preparada para la selectividad», aunque «me pongo bastante nerviosa para todos los exámenes y los nervios pueden jugarte una mala pasada». Laura recuerda que ha percibido la presión de estas pruebas «desde el principio de curso», pero ahora «me he organizado y llevo días estudiando», y está «bastante contenta», señala.

Gema Moral, de Enfermería.

Gema Moral, de Enfermería. ÓSCAR BARRIONUEVO / CÓRDOBA

Por su parte, Ismael Serrano, alumno del instituto Averroes, afirmaba hace unos días que se encuentra «un poco agobiado con la Pevau», ya que «todavía tengo que hacer trabajos para algunas asignaturas». Ismael quiere estudiar Periodismo y confía en que «podré sacar la nota». Entre otras ideas, destaca que hasta realizar la selectividad pueden acudir al instituto a resolver dudas, lo que les ayudará a repasar lo aprendido. 

La Feria como respiro

En una situación similar se encuentran los estudiantes universitarios. En el caso concreto de la Universidad de Córdoba, las pruebas han empezado esta semana y finalizarán el 4 de julio. El presidente de su Consejo de Estudiantes, Juanjo Morente, apunta que este ha sido un año «muy intenso, la Universidad ha vuelto a ser un poco lo que era», con distintas circunstancias como el regreso casi total a las clases presenciales y las elecciones para elegir al nuevo rector. Juanjo Morente indica que, ante la llegada de los exámenes, «ha habido una demanda especial para que se amplíe el horario de las bibliotecas», pero reconoce, asimismo, que los estudiantes «necesitaban» la Feria a modo de respiro, «para ir a los exámenes con más ganas».

«La Pevau nos pone a todos el pellizco en el estómago», afirma Antonio Erencia desde Adian

decoration

Entre estas alumnas se encuentra Gema Moral, estudiante del primer año de Enfermería. La semana pasada comentaba que «voy a ir dos días a la Feria y no más», porque está «estudiando mucho» para los seis exámenes que realizará. En su caso no tiene problema, porque según explica «me gusta mucho estudiar y llevo años luchando para poder estudiar esta carrera». La pandemia de covid la ha alentado en este objetivo por «el papel tan importante de los sanitarios», asegura.

Compartir el artículo

stats