Kiosco

Diario Córdoba

análisis

¿Cómo de grave es la viruela del mono?

Sanidad lanza una alerta sanitaria ante la detección de posibles casos de esta enfermedad enMadrid | La Junta y la UCO anunciaron el año pasado la creación de un instituto de investigación de este tipo de patologías

¿Cómo de grave es la viruela del mono? CÓRDOBA

El Ministerio de Sanidad lanzó este miércoles una alerta sanitaria al conjunto de comunidades autónomas tras detectar los primeros ocho casos sospechosos de la conocida como viruela del virus. Por la tarde, los posibles casos de infección ascendían a 23, todos en la Comunidad de Madrid. ¿Qué es esta enfermedad, cuáles son síntomas y cómo se puede tratar?

El catedrático del área de Sanidad Animal, profesor de Enfermedades Infecciosas en la facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba (UCO) y presidente del Colegio de Veterinarios, Antonio Arenas, explica que se trata de una viruela «muy similar» a la ya conocida y considerada erradicada en humanos, pero «sin la capacidad de transmisión» de la normal.

«Es un claro ejemplo de zoonosis», detalla Arenas, es decir, una enfermedad que se transmite entre los animales vertebrados y el hombre a través de distintos medios. Para la transmisión de la viruela del mono entre personas hace falta un contacto «muy estrecho», no como ocurre con otros virus como la gripe o el covid, que lo hacen con más facilidad.

El catedrático advierte que, de no tratarse, la viruela del mono puede llegar a ser grave y alcanzar altas cotas de mortalidad. Por lo tanto, manifiesta que la clave es siempre evitar el contagio y aislar los casos registrados. En cuanto a los casos actuales susceptibles de ser viruela del mono, Arenas detalla que no se ha completado el estudio epidemiológico, clave para conocer la procedencia.

Síntomas

Saber a ciencia cierta si estos casos son o no viruela del mono ayudaría a ejecutar la trazabilidad de la enfermedad, toda vez que, explica Arenas, los síntomas pueden asimilarse a otro tipo de patologías. ¿Qué síntomas son esos? Dolores musculares, dolor de cabeza, fiebre, afecta a los ganglios linfáticos y, además, causa unas erupciones características en la piel.

Acerca de cómo tratar la enfermedad, Arenas informa de que no hay nada específico, sino que se aplica un tratamiento sintomático. Además, añade que es muy posible que la vacuna de la viruela normal pueda hacer de barrera frente a la del mono, aunque también recuerda que el nivel de población vacunada frente a la viruela ya no es tan alto como antaño dado que la enfermedad se considera erradicada.

El futuro centro de zoonosis de Córdoba

Córdoba contará, o al menos así fue anunciado en noviembre del año pasado, con un instituto de investigación centrado en la zoonosis y en las enfermedades emergentes (aquellas que llevaban tiempo erradicadas o en proporción mínima en un territorio y vuelven a aparecer o son de reciente diagnóstico). Arenas forma parte de los grupos de investigación que integrarán dicho instituto, si bien todavía no se ha avanzado más allá del convenio firmado entre la Junta de Andalucía y la UCO.

La viruela del mono sería, por ejemplo, una de las enfermedades a analizar en un centro de investigación concebido bajo el concepto One Health, una visión integral y multidisciplinar de la sanidad que engloba la salud animal, humana y medioambiental bajo un mismo paraguas.

Atención a la transmisión

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, señaló ayer, sobre la viruela del mono, que «no es probable que vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar». Por ello, señaló que hay que tener mucho cuidado y, en ese sentido, recalcó que están trabajando con todas las hipótesis posibles.

Parece que los posibles casos están asociados a grupos poblacionales muy concretos y se está investigando la causa y, sobre todo, lo que más interesa, el origen, que debería de ser algún caso proveniente de África. Así, hay que estudiar los casos confirmados en el Reino Unidos y en Portugal y si se confirman los casos sospechosos de España. 

Compartir el artículo

stats