Kiosco

Diario Córdoba

ECONOMÍA

La mayoría de convenios ‘esquiva’ la subida del IPC en Córdoba

Los acuerdos sectoriales de la provincia no tienen revisiones salariales vinculadas a la inflación y son escasos los convenios estatales o de empresa que recogen esta cláusula

Dos jornaleros trabajan en la recogida de la naranja en Palma del Río.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) cerró el 2021 con una subida anual del 7,9% en Córdoba y este es el incremento de precios más elevado registrado, al menos, en los últimos 19 años en la provincia, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística, que apuntan que la inflación media se situó en España en el 3,1%. Los nuevos datos del IPC, relativos al mes de marzo, se conocerán este miércoles.

Las subidas de este índice están influidas, principalmente, por los precios de los alimentos, las bebidas sin alcohol, la electricidad y los combustibles. Sin embargo, son muy pocos los trabajadores cordobeses que en el 2022 se han beneficiado de un aumento de sueldo en línea con esta inflación, según la información facilitada por la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO)y los sindicatos CCOO y UGT

Córdoba contaba el pasado marzo con 302.490 trabajadores afiliados a la Seguridad Social. De estos, en torno al 96%, según las estimaciones de CCOO, están sujetos a convenios sectoriales, pero el secretario de Acción Sindical de esta organización, Aurelio Martín, afirma que «en la provincia, no hay ningún convenio sectorial que tenga una cláusula de revisión salarial vinculada al IPC. Hay algún convenio sectorial a nivel estatal que sí tiene esta cláusula, pero son muy pocos y afectan, entre comillas, a un número pequeño de trabajadores en Córdoba. En convenios de empresa, igualmente, son contados los que tienen esta cláusula». 

Aurelio Martín señala que en CCOO «insistimos mucho en la negociación colectiva y en la importancia de pactar subidas salariales que permitan no perder poder adquisitivo y que sean suficientes para asumir vaivenes económicos como los que se están produciendo, que cada vez van a ser más habituales porque la economía es cada vez más global. La pandemia o la guerra en Ucrania son un ejemplo de esta situación», apunta.

Aumento insuficiente

Del mismo modo, el secretario de Acción Sindical de UGT, Jaime Sarmiento, destaca que «la subida salarial promedio de los 41 convenios revisados en Córdoba es de un 2,97%». Este responsable precisa que la provincia tiene 48 convenios vigentes, de los que 21 son sectoriales, aunque entre estos hay tres, los de oficinas y despachos, gas y cines, «que llevan años sin negociarse».

Respecto a los acuerdos sectoriales en vigor, Jaime Sarmiento recuerda que «algunos tenían clausula de revisión salarial y se ha perdido por la reforma laboral del 2012. Al quitarse la ultraactividad, tienes un año para negociar, si no llegabas a un acuerdo, las mejoras que superaran el mínimo establecido en la ley se borraban», apunta. Además, subraya que se han perdido otros derechos relacionados con las bajas por enfermedad o la antigüedad. «Nos empobrecemos, estamos perdiendo poder adquisitivo, porque no tenemos la cláusula de garantía», indica este responsable de UGT. 

En cuanto a la inaplicación de las subidas salariales pactadas por parte de las empresas, Aurelio Martín señala que, «en general, estos incumplimientos se producen en pequeñas empresas y microempresas donde no hay representación sindical». A esto añade que «recibimos bastantes consultas de trabajadores y de trabajadoras que nos dicen que en su nómina pone que ganan una cosa, y en realidad están ganando otra. Siempre le decimos que tienen que denunciar», pero «hay miedo a perder el trabajo y hay miedo a represalias», afirma.

De su parte, Jaime Sarmiento alude a la última reforma laboral y a la subida del salario mínimo interprofesional a 1.000 euros, y hace hincapié en que los convenios deben adaptarse a este aumento del SMI y a lo que marquen los acuerdos sectoriales en materia salarial. «Puede haber problemas en algunos ámbitos porque tengan que subir los salarios a lo que marca el convenio provincial y, además, no pueden estar por debajo del SMI», apunta.

Las subidas pactadas

Antonio Arroyo, responsable del área jurídico-laboral y de formación de CECO, explica que «los convenios colectivos sectoriales en Córdoba para el 2022 están, en su mayoría, firmados y pactados los incrementos salariales», que se sitúan en el entorno del 2%. «Ninguno de ellos contempla cláusulas de revisión salarial», aclara. 

De este modo, indica que los acuerdos del metal, el aceite y las panaderías recogen subidas del 2%; el de distribuidores de energía eléctrica, del 2,5%; el del transporte de mercancías por carretera, del 1,75%; en la hostelería se han congelado los sueldos para este año y subirán un 1,9% en el 2023, y en el campo, que ha tenido que adaptarse al aumento del SMI, el sueldo se ha incrementado un 3,6% en Córdoba. 

Acerca del impacto de estos aumentos salariales en la provincia, el secretario de Acción sindical de CCOO puntualiza que, aproximadamente, el convenio del metal ampara a 6.600 trabajadores; el del aceite, a 2.000; el de las eléctricas, a 200; el del transporte por carretera, a 300; el de la panadería, a 1.400; el de la hostelería, a 9.500, y el del campo, a 70.000. Por tanto, en total suman 80.500 profesionales cuyos sueldos han crecido un 2,3% de media este año, a los que se agregarán los de bares y restaurantes en el 2023.

También el comercio

Por otra parte, Antonio Arroyo recuerda que otros convenios sectoriales se encuentran en negociación y estos son los del comercio, que ya tiene un acuerdo para subir los sueldos un 1,75% este año; el vino, que empieza a trabajarse este mes; la construcción, cuyas subidas se pactan a nivel estatal; la limpieza, que registra un conflicto por su adaptación al SMI; las clínicas privadas y el transporte de viajeros. 

Antonio Arroyo y Jaime Sarmiento recuerdan, no obstante, que a nivel nacional se está trabajando en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), en el que participan las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, y las sindicales UGT y CCOO. Este pacto será referente para las negociaciones pendientes del 2022 y para los años 2023 y 2024.

Compartir el artículo

stats