Kiosco

Diario Córdoba

HUELGA EN EL TRANSPORTE

Los supermercados continúan teniendo escasez de lácteos y pescado fresco en Córdoba

La patronal afirma que se está solucionando la falta puntal de productos "poco a poco"

Una estantería vacía en un supermercado. MANUEL MURILLO

El regreso del transporte de mercancías está permitiendo la progresiva recuperación de la actividad en los supermercados, pero estos establecimientos todavía sufren la carestía de algunos productos y la patronal andaluza señala que, en líneas generales, los lácteos y el pescado fresco "son los que más se puede estar notando que faltan todavía. Es lo que más está costando que se normalice".

En esta línea, Álvaro González Zafra, director general de la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación (CAEA), ha indicado este miércoles que, una vez que el transporte de mercancías ha llegado a un acuerdo con el Gobierno para paliar la subida de los combustibles, "se tiende a la normalización y se están solucionando poco a poco los problemas puntuales de escasez".

Si hace algunos días, esta patronal alertaba de la falta de harinas, aceites y alimentos frescos y perecederos, en estos momentos se está solucionando la situación, pero González Zafra recuerda que "es muy difícil hacer una fotografía fija", ya que hay muchos factores que inciden en el resultado e incluso los productos proceden de lugares diferentes que pueden estar más o menos afectados por el mantenimiento del paro o la acción de los piquetes.

Pese a todo, confirma que la cadena de suministro de la alimentación "está fluyendo bastante más, progresivamente, aunque sigue habiendo piquetes violentos. En Córdoba, menos, pero en Cádiz sí los hay y esto sigue dando la sensación de que no se ha normalizado del todo la actividad".

Una vez que el viernes trascendieron las medidas del Ejecutivo para ayudar a los profesionales del transporte, "el lunes se produjo un punto de inflexión y muchos decidieron salir. La gran mayoría ha vuelto al trabajo", comenta el director de CAEA. Esta confederación llama "a la normalización y a que cese el paro y la violencia que impide el normal desarrollo de la cadena de suministro", apunta. 

Entre los efectos del paro en el transporte, CAEA subraya que "llevamos más de 2.500 camiones saboteados y los daños a la cadena de suministro alimentaria, que se encuentra al límite, superan los 1.500 millones de euros. Miles de puestos de trabajo se han visto obligados a parar en su actividad", asegura. A esto añade que "están viéndose afectados sectores ya muy tocados por los efectos de la tormenta perfecta, el sector productor, la industria, la distribución comercial y la hostelería, por lo que urge el cese del paro y la violencia", reclama la patronal.

Compartir el artículo

stats