La diócesis de Córdoba acogerá la ceremonia de beatificación de 127 mártires de esta diócesis que sufrieron las consecuencias de la persecución religiosa entre 1936 y 1939, en un acto en la Mezquita-Catedral, previsto para el día 16 de octubre a las 11.00 horas, que será oficiado por el cardenal Marcello Semeraro, delegado del Papa Francisco.

Así lo ha anunciado este jueves el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández González, acompañado del director del Secretariado Diocesano para las Causas de los Santos, Miguel Varona, y el postulador de la fase romana de la causa de Beatificación, Fray Alfonso Ramírez, quienes han explicado el laborioso proceso que hay detrás de la beatificación, así como el espíritu del resto de actos que acompañan a este acontecimiento.

Para Demetrio Fernández, este es un momento "muy grande para la diócesis de Córdoba", debido a la presencia directa de Roma en la Mezquita- Catedral, lo que para él es un síntoma de "fuerte comunión celestial de la iglesia terrena". Aunque el obispo ha sido muy claro respecto al carácter de esta beatificación, que no se trata de un acto de guerra, sino de "glorificación de los que han amado a Jesucristo; hombres de carne y hueso que han amado y perdona incluso a quienes los mató", ha explicado Demetrio Fernández.

La beatificación acoge a 115 hombres y 12 mujeres que murieron con fama de santidad por defender sus principios cristianos y morir perdonando a sus verdugos. El mayor número de personas martirizadas fueron sacerdotes y laicos: 79 sacerdotes y 39 laicos, junto a ellos 5 seminaristas, 3 religiosos y una religiosa serán beatificados en la causa de santidad de Juan Elías Medina y 126 compañeros más. Entre estos mártires se encuentran personas de entre 15 y 88 años de edad.

 Un laborioso proceso

Miguel Varona, Postulador diocesano de la Causa, ha explicado las fases de trabajo que se han llevado a cabo para alcanzar la Beatificación de estos 127 mártires. El proceso comienza con la fama de martirio, en la que el pueblo debe tener conciencia de que los martirizados han muerto por odio a la fe cristiana. Luego entran en juego las dos fases per se de la beatificación. En la primera de ellas, la diocesana, se interrogaron a 315 testigos que aportaron más de 600 declaraciones, todo ello unido a los documentos recopilados, y que supusieron que el volumen de la causa superara los dieciséis mil folios, que posteriormente fueron entregados en Roma, dando así por terminada la primera fase.

De explicar las partes de la fase romana se ha encargado Fray Alfonso Ramírez, Postulador romano de la Causa, quien ha reconocido que estaban ante una "causa laboriosa", por el volumen de la misma. En esta fase, el martirio tiene que analizarse en su vertiente material y formal, es decir, el hilo conductor que demuestra que la persona acepta la muerte perdonando, y el perseguidor lo hace “por odio a la fe”.  

Actos programados

A la ceremonia central de beatificación, el 16 de octubre, a las 11.00 horas, en la Mezquita- Catedral, presidido por el cardenal Marcello Semeraro, se suman otros actos organizados por la diócesis.

El 13 de octubre de 2021, a las 19:00 horas, en el Salón de actos del Palacio Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid, ofrece la conferencia La persecución religiosa en España, 1934-1939. Posteriormente, se ha programado una mesa redonda, Córdoba, Diócesis martirial, en la que intervienen Jesús Daniel Alonso Porras, Canónigo de la S.I.C. y Director del Secretariado diocesano de Patrimonio Cultural; Lourdes Grosso García, M.Id. Directora de la Oficina para las Causas de los Santos de la Conferencia Episcopal Española; y Fray Alfonso Ramírez Peralbo, O.F.M.cap, Postulador romano de la Causa de los Beatos Mártires. 

El 15 de octubre de 2021, a las 19:00 horas, en la Santa Iglesia Catedral tendrá lugar una Vigilia de Oración.

17 de octubre de 2021, a las 12:00 horas, eucaristía de acción de gracias presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández.